Difonía es un grupo que fusiona punk con heavy metal y es liderado por Charlie Parra. (Francisco Medina/Perú21)

es una de las pocas bandas de rock peruano que en lugar de copiar a grupos de afuera apuesta por fusionar géneros y lograr un sonido propio. La agrupación liderada por el guitarrista se fundó en 2005 y desde entonces ha lanzado dos discos de larga duración y un EP.

En esta entrevista, el grupo que mezcla punk con heavy metal nos habla sobre sus primeros conciertos, la época oscura de Génesis EP y el retorno a los escenarios luego de 3 años tras el regreso al Perú del famoso YouTuber.

¿En qué momento grabaron el nuevo disco La Bestia? Su lanzamiento fue bien rápidoCharlie Parra: Comenzó a grabarse a mediados de 2014. Lo primero que hice apenas puse un pie en Lima fue juntarme con Ricardo para maquetear en nuestros tiempos libres. Luego 'renació el amor' y le dedicamos el 100% al disco.

Ricardo Méndez: Para julio ya habíamos grabado el audio, pero faltaba la mezcla y todo el proceso de post producción. Hicimos 10 canciones en 10 ensayos de dos horas cada uno, las hicimos rápidamente, era la idea. Es un disco honesto.

¿Las canciones las crearon entre los cuatro?Ricardo: Charlie es quien siempre trae las ideas y chambeamos en base a lo que trae él. Charlie es la cabeza creativa de la banda, pero cuando hicimos el EP Génesis cambiamos el sistema de trabajo y al final esa producción no nos gustó mucho.

¿Cómo así decidieron revivir al grupo?Ricardo: Hubo una fiesta en donde coincidimos los cuatro, hacía años que no estábamos los cuatro juntos. Charlie estuvo de gira en el exterior, Nachi (baterista) estaba tocando en México y Raúl (bajo) y yo (voz y guitarra) estábamos con nuestros grupos. En medio de la juerga la gente nos dijo que debíamos tocar, habían equipos disponibles y lo hicimos. Al instante nos dimos cuenta que ahí estaba la magia. Donde hubo fuego, cenizas quedan.

Al escuchar su disco La Bestia me da la impresión que la fusión de punk con metal no es tan notoria. Cada género está presente, pero en temas separadosRaúl Saba: Sigue siendo Difonía. Este disco es la continuación del disco Tarde o temprano, la línea difónica se mantiene. Han pasado 8 años desde que grabamos el primer disco, en todo ese tiempo uno aprende más cosas y se ve reflejado en lo que componemos.

Charlie Parra: Hay temas en La Bestia que sí son de una onda bien 'punkeke', en ellos el factor metal no entra mucho, salvo en los solos de guitarra. Te felicito, hiciste una gran observación, amigo entrevistador.

¿Cuanto durará este reencuentro de Difonía?Raúl: Hemos vuelto para quedarnos, para adelante hasta que la muerte nos separe.

Ricardo: Nos proyectamos para quedarnos, es más, ya estamos componiendo el disco nuevo. No queremos esperar otros 8 años para sacar un nuevo álbum. No queremos hacer lo que hacen todas las bandas del Perú: sacar un disco y luego tocar en Barranco y Los Olivos por 8 años para hacer otro disco.Si queremos vivir de la música hay que trabajar y no sentarse a esperar que pase algo como hace el 90% de las bandas en el país.

Eso que dices de las bandas peruanas es cierto, ¿a qué crees que se deba?Ricardo: Me da la sensación que la gente espera que pase algo. Piensan que después de sacar un disco llegará un ovni y los volverá famosos y la industria crecerá y aparecerá un millonario que les pagará toda la vida. Ese es un sueño bien adolescente. Cuando creces te das cuenta que debes empezar a monetizar tu carrera de músico si es que quieres vivir de ella.

Volviendo a La Bestia, ¿por qué regrabaron el tema Colapso?Pensamos que era lo más rescatable de la época medio turbia que tuvimos en Génesis. La canción se lo merecía, habla mucho de como eramos en ese entonces.

Veo que son muy críticos con el EP GénesisNos confundimos un poco, hay un par de canciones que me parecen bravazas. Colapso, y la canción Genesis las seguimos tocando, pero musicalmente no la tuvimos tan clara en ese entonces, perdimos un poco la esencia.

¿Te refieres a la balada Fantasma?Ricardo: A un montón de gente le gusta ese tema, a otros no. Me recuerda a cuando Metallica sacó el tema Fade to Black en un momento que todos esperaban canciones thrash metal. Hicimos algo parecido, pero a Metallica le funcionó mejor que a nosotros (risas).

Charlie Parra: En ese EP todo se desvirtuó. No solo perdimos el rumbo musical si no que también ya no estábamos trabajando igual. Ese EP prácticamente lo hicimos todo Ricardo y yo. Eramos el Pimpinela de la escena. En verdad la idea era sacar un disco completo, no un EP, pero justo en ese momento todo estaban sacando singles y EPs.

En esa época también cambiaron de bajista. Salió Raúl Saba y entró Oliver CastilloRicardo: No supimos manejar las expectativas de lo que queríamos. Esperábamos el éxito mundial, pero no lo teníamos. Acá tocábamos todos los fines de semanas y poníamos exigencias que no eran oportunas. A veces esperas demasiado de algo que no va a llegar y te frustras. Es bueno saber donde estás parado y adonde puedes llegar.

¿Y eso se vio reflejado en la salida de Oliver?Ricardo: Se vio reflejado en todos los errores de esa época. Génesis EP era la maqueta de lo que iba a ser un disco nuevo. Incluso nunca salió en físico, solo en formato digital. Luego salió Raúl y al final terminamos separándonos.

Llegaron a tocar en Colombia hace algunos añosSí, tocamos en dos festivales en Colombia. Uno fue Banda Ancha en 2009, luego tocamos en Alta Voz en 2010, que era un súper festival de 3 días, el segundo más grande ese país. Allí tocaron bandas internacionales, fue una experiencia bravaza.

En los inicios de Difonía Ricardo no cantaba, tenían a Omar en la voz y el bajoCharlie Parra: Cuando entra Ricardo a la banda sentimos que se mejoró mucho. Pero no solo eso, también hubo un compromiso muy grande de su parte. En esa época Ricardo ya estaba tocando en Contracorriente, que en ese momento era la banda independiente más exitosa. Pero aún así Ricardo se comprometió con Difonía, a diferencia del frontman anterior que tuvimos. Con Ricardo sonábamos más rock and roll, en parte por la voz rasposa de Ricardo.

¿Cómo componía Difonía en sus inicios?Charlie Parra: Nachi Benza (baterista) siempre fue súper punkeke. En los inicios Nachi escuchaba Blink 182 y yo escuchaba King Diamond. Nunca nos íbamos a encontrar musicalmente. Él me proponía tocar What´s my age again de Blink 182 y yo no me la sabía, yo le proponía tocar Enter Sandman de Metallica y él no la sabía. No había consenso, por eso fue que de frente comenzamos a componer temas propios.

Estuviste de gira un buen tiempo con Kobra and the Lotus por Europa y EEUUCuando regresé a Lima me sentía muy abatido por los dos años de gira, ya había tenido esa experiencia con la que todo el mundo sueña: irse de viaje por el mundo. Fue genial, pero también fue muy aburrido porque no estaba con mis amigos. Al regresar a Lima y tocar con ellos me di cuenta que era otro feeling, sentí que era la razón por la cual uno se mete en la música.

Recuerdo que cuando salió el álbum Tarde o temprano en 2007 a mucha gente le gustó el disco, pero también hubo 'maleteo' en redes sociales. Algunos decían que la banda debía definirse y no tocar una fusión de punk y metal o no usar zapatillas Adidas. ¿Cómo se sentían cuando recibían ese feedback?Charlie Parra: Incluso nos decían que no debíamos usar short, pero nunca en la cara. Yo pienso que la gente se picaba. La idea de la banda no es quedar bien con todo el mundo, hacemos la música que queremos. Hay bandas que me parecen una porquería, mucha gente dice que en Perú el talento sobra, yo pienso que no sobra, ni cagando sobra. Sobran carros en la calle, pero talento no.

Raúl: No le puedes gustar a todo el mundo. En un buen pollo a la brasa siempre hay huesitos. No te vas a comer todo, hermano. Hay gente a la que no le gusta The Beatles, Pink Floyd o Metallica. Pero las criticas siempre son buenas porque significa que te están escuchando.

Ricardo: Antes de entrar a Difonía encontré en Internet un comentario negativo sobre la banda que decía: Difonía es una banda de mierda, lo único bueno son sus guitarristas. Así descubrí al grupo, luego nos hicimos patas, después compañeros de banda y 10 años después aquí estamos.

Por Pierre Gutiérrez (pierre.gutierrez@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS