(Jaime Cabrera Junco)
(Jaime Cabrera Junco)

Por Jaime Cabrera Juncojcabrera@peru21.com

El primer contacto lo tuvimos en noviembre de 2011, año en el que se cumplió el cincuentenario de la publicación de su poemario Oh Hada Cibernética. Sin embargo, la seguidilla de entrevistas y homenajes lo dejaron exhausto, tanto así que dos días antes de la fecha de nuestra conversación me llamó al diario para cancelar la entrevista. Luego por una serie de razones la charla se fue postergando: una operación de cataratas de un ojo, alguna que otra enfermedad, y recientemente un viaje a Chile para participar en un festival poético. Finalmente, ahora por fin se pudo dar esta conversación con (Lima, 1927), quien nos recibió en su casa con mucha sencillez, tanta que se disculpó nuevamente por la demora en concedernos esta entrevista que se concretó poco después de un año.

Usted es considerado el poeta peruano vivo más importante y después de Vallejo es autor nacional del que más antologías han hecho de su obra. Además ha recibido distinciones como el Premio Pablo Neruda (Chile) y el Casa de las Américas (Cuba), ¿cómo toma estos reconocimientos?Bueno es la generosidad de los críticos amigos. En realidad me siento como un pequeño orfebre que trata de seguir escribiendo en lo posible. Aunque, en honor a la verdad (ríe), en los últimos tiempos escribo muy poco. Supongo que será por la edad, pero no pierdo las esperanzas de volver a la escritura.

Lee el resto de la en nuestro blog .