Una apuesta hecha por Chris Evans y Chris Pratt, —los famosos actores que dan vida a los superhéroes de Marvel y Star Lord de Guardianes de la Galaxia terminó de la mejor manera: haciendo felices a decenas de niños en el Hospital Infantil de Seattle.

Todo comenzó cuando los equipos de ambos actores, protagonistas de las millonarias películas de Marvel, . Chris Pratt apostaba todo por los Seahawks de Seattle, mientras que el Capitán América esperaba que los Patriots ganen el torneo.

Al ver el partido final juntos, ambos decidieron apostar a favor de sus equipos. Quien perdiera tendría que ir disfrazado de su personaje a un hospital elegido por el ganador.

Así, luego que los Patriots vencieran a los Seahawks, Chris Pratt tuvo que vestirse de Star Lord de Guardianes de la Galaxia y llevarles presentes a los niños del hospital Haven's de Boston. Chris Evans lo acompañó vestido "de civil".

<

Sin embargo, y cuando todos pensaban que la apuesta había llegado a su fin, se invirtieron los papeles. Así que el actor —ganador de la apuesta— también se vistió como su personaje (Capitán América) y visitó a los niños en Seattle. El fanpage oficial del centro médico hizo públicas las imágenes.