Sabo Romo, bajista de la agrupación Caifanes, fue sacado en camillas tras sufrir una descompensación en un concierto en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

Tras unas horas, el artista utilizó sus redes sociales para despreocupar a sus seguidores, quienes se mostraron conmocionados por su estado de salud.

Además, dio a conocer que se encuentra listo para la próxima presentación del grupo.

"Gracias por estar al pendiente. El parte médico diagnosticó lipotimia por una baja de presión derivada por agotamiento y estrés. Les envió un abrazo y agradezco todo su cariño [...] Nos vemos en el próximo concierto", manifestó Sabo. 

De esta manera, el músico alivió la preocupación de sus fanáticos y descartó cualquier tipo de complicación mayor en su salud.