(Internet)
(Internet)

El actor Brendan Fraser está en la quiebra, luego de que la fortuna de US$45 millones que acumulara desde 1999 se esfumara.

Por eso, el protagonista de la película La momia pidió llegar a un acuerdo con su exesposa para reducir la pensión de US$50 mil mensuales que le debe ceder y encontrar la forma de liquidar un adeudo de US$87 mil.

Como se sabe, Fraser se divorció en 2007 y, desde entonces, ha tenido más gastos que películas exitosas por lo que sus agentes, gerentes y otros profesionales ya le reclaman el pago de sus honorarios.