El líder de la banda irlandesa , , expresó "I love Machu Picchu", luego de culminar hoy un recorrido por la ciudadela inca junto a su familia y seguridad personal.

El músico ingresó al complejo arqueológico por un acceso alterno del sector conocido como Tercera Curva, para así evadir a los numerosos turistas y periodistas que lo esperaban. Estaba vestido de negro, lucía una gorra de color caqui y gafas oscuras.

Conoció el , punto ceremonial que fue un lugar de estudio del año solar donde se pudieron determinar los solsticios y equinoccios, donde se tomó varias fotografías. A su salida manifestó que nunca pensó que la ciudadela era así y que le gustaría volver.

también visitó el templo de las tres ventantas (ubicado al oriente de la plaza principal), la roca sagrada, el templo del Sol y los andenes.

Durante su recorrido, de aproximadamente hora y media, se mostró amable con los turistas que lo reconocieron y que no dejaban de corear su nombre. Agradeció la calidez de la gente e incluso se detuvo varios minutos para tomarse fotografías con algunos visitantes.

El vocalista de llegó a la ciudadela incaica a las 13:27 horas en un bus particular, pero retrasó su ingreso por el asedio de los turistas y periodistas. Tras unos cinco minutos de espera, el guía dijo que Bono no ingresaría mientras haya mucha gente.

El jefe del parque arqueológico de , Fernando Astete, informó que el músico subirá mañana al (montaña joven en quechua), considerado el guardián eterno del santuario.