(AFP)
(AFP)

El difícil momento que enfrentó a raíz de su mastectomía la ha hecho valorar aún más pasar tiempo en familia y es por este motivo que decidió pedirle a los padres de , Jane y William, que vivan junto a ellos y los niños en su casa de la Provenza francesa.

Según publica la edición británica de la revista Grazia, una fuente cercana a la actriz comentó que Angelina no pasaba mucho tiempo con sus suegros, "pero ahora quiere tenerlos cerca. El golpe que ha supuesto la experiencia (la cirugía) los ha forzado a unirse".

"Ya comenzaron las obras en un edificio anexo. Es como una pequeña cabaña. Brad quiere hacerlo tan cómodo como sea posible porque se quedarán largas temporadas", añadió la misma fuente a Grazia.

Cabe destacar que a los duros días que ha atravesado la actriz debido a su mastectomía se sumó, el fin de semana recién pasado, el Debbie Martin, de 61 años, quien perdió la batalla contra el cáncer de seno.