Su programa hizo 7.6 puntos de rating en su última edición. (USI)
Su programa hizo 7.6 puntos de rating en su última edición. (USI)

El conductor de Vidas Extremas, , marcó distancia de su competencia y aseguró que se siente bien con el rating que obtiene. Sin embargo, el periodista señaló que es más fácil tener sintonía llevando a su set a gente para que cuente sus aciertos o errores del pasado.

"Tomamos el rating con serenidad y dormimos tranquilos porque es muy fácil traer a nuestro set a gente que revele que se drogaba o se prostituía. Haríamos mucho más rating, pero no es lo que queremos hacer", señaló Álamo durante la presentación de la octava temporada de Vidas Extremas.

"Estamos bien así, porque yo también puedo traer a mi exmujer y ponerme a bailar con ella todas las noches, eso es muy fácil… Nosotros estamos tranquilos", añadió el periodista.