notitle
notitle

Tras ser por varias féminas del espectáculo, el periodista rompió su silencio para hacer un mea culpa y señalar que su comportamiento se debió a que estuvo sumergido en el alcoholismo.

"Soy el culpable de lo que pasó. Fui tonto porque pisé el palito, pero las conversaciones no se presentaron en su verdadera dimensión…En varias de estas llamadas, citas o encuentros, yo estaba intoxicado permanentemente por el alcohol", declaró Pérez-Luna al programa Día D.

"La soledad es una mala compañera y muchas veces la reemplacé por un vaso de alcohol. Yo bebía vodka, pero hace dos meses que no pruebo ni una gota de alcohol. Me siento bien estando sobrio… Nunca me he drogado… Ahora siento que he pasado una ola de mucho dolor", dijo.

El periodista recurrió a los servicios de un psiquiatra y varios especialistas para poder recuperarse. "Siento que pude caer más bajo… No hubiera salido de esto sin la ayuda de mi familia, mis amigos, un psiquiatra, un gastroenterólogo y un internista".