(AP)
(AP)

está nuevamente en el ojo de la tormenta. La actriz ha sido sindicada como la autora del robo de US$15 mil en vestuarios del set de grabación de en Atlanta.

Una fuente interna consultada por National Inquirer señaló que la recordada protagonista de Mean Girls decidió llevarse varias prendas de los estantes de su camerino "al pensar que tenía derecho sobre ellas".

"El resto de los actores sabían al respecto, pero los productores lo pasaron por alto debido a que ese es el precio que uno tiene que pagar por hacer negocios con Lindsay", refirió. Por su parte, Steve Honig, representante de Lohan, negó el hecho e indicó que se trataba de "pura ficción" del mencionado medio.

Esta no es la primera vez que la polémica intérprete de 26 años es acusada de robo. En 2011, Lindsay fue responsabilizada por la pérdida de un collar valorizado en US$2,500 de la tienda Kamofie & Co. en Venice Beach, Los Ángeles.