Claves para que tu empresa perdure a lo largo de generaciones Claves para que tu empresa perdure a lo largo de generaciones

Claves para que tu empresa perdure a lo largo de generaciones

Es importante crear un protocolo o documento oficial que establezca los lineamientos para tu negocio y la sana convivencia.

Redacción ContentLab
Martes 09 de abril del 2019

En el Perú, el 80% de las empresas son familiares. De ellas, solo un 30% logra pasar a la segunda generación y apenas un 5% logra pasar a la tercera, según el estudio “Programa de Empresas Familiares” elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Pero, ¿cuál es la principal razón por la que una empresa no logra trascender? Guillermo Miranda, Consultor de Empresas Familiares y Gobierno Corporativo de la consultora Pro Diálogo, explica que en las familias empresarias existe una carga emocional muy fuerte y sus miembros tienden a confundir sus derechos con sus deberes. Esto se debería a la falta de un protocolo, es decir un documento que establezca los lineamientos de su negocio. 

“Por ejemplo, el hijo mayor se siente con derecho a ser el jefe en la empresa o los hermanos consideran que están obligados a conseguir un buen puesto de trabajo. O creen que, por ser accionistas o familiares, deben pagarle más que a los demás trabajadores, o tener un horario más recortado o flexible, o mejores condiciones de trabajo”, cuenta Miranda Arosemena.

Estos problemas conducen muchas veces a generar desencuentros o a desatar discusiones entre los miembros de la familia, que luego se traducen en malas decisiones a nivel empresarial.

◉ LA SOLUCIÓN: EL PROTOCOLO
Para que una empresa familiar consiga perdurar en el tiempo, deben tomar decisiones objetivas y no basadas en las emociones. Pero dado que es difícil tomar decisiones imparciales, el protocolo es una herramienta fundamental para garantizar el desarrollo de la empresa a lo largo de las generaciones.

Según Guillermo Miranda un protocolo “es un acuerdo que establecen por consenso las familias que hacen negocios juntas. Padres, madres, hermanos, hijos ponen las reglas del manejo de los asuntos de la familia y de los asuntos de la empresa, de manera que estos dos no choquen”.

SU IMPORTANCIA EN EMPRESAS FAMILIARES DEL CAMPO
Los principios del protocolo familiar son similares, pero se aplican de acuerdo a la cultura de cada familia. Por ejemplo, una empresa familiar en el Valle del Tambo (Arequipa) no es igual a una familia empresaria que vive en Lima. Existen diferencias de cuándo y dónde se reúnen, cómo festejan sus acontecimientos y cómo toman decisiones en sus negocios. Una vez resuelto esto, se pueden establecer estrategias.

“Uno no va a decir Juan es el que pone las semillas, Francisco es el que va a recoger la cosecha y Gonzalo el que va a vender. Un protocolo va a definir qué características debe tener el que trabaja la tierra, qué características tiene el que va a cosechar y qué características tienen el que va a exportar”, explica el experto.

“Y si entre ellos ninguno la cumple, pues tendrán que buscar a alguien de afuera que las cumpla”, remata Carlos Miranda. Por eso, es clave definir de qué manera cada miembro puede aportar mejor al negocio de acuerdo a sus capacidades. “Lo importante es que lo que beneficie a la familia sean los resultados de la empresa”, dice Miranda.

Conoce más sobre talleres y diversas actividades que pueden ayudarte a crecer en la web de Valle de Tambo.

Si te pareció útil esta información o crees que puede servirle a alguien, compártela en las redes sociales.

PATROCINADO POR TÍA MARÍA


TE PUEDE INTERESAR