notitle
notitle

Con la expansión de los supermercados y los grandes almacenes, se creía que las pequeñas tiendas especializadas tendrían sus días contados. Sin embargo, ambas están conviviendo exitosamente gracias estrategias de márketing.

Es probable que atiendan a públicos diferentes. Aunque también es posible que sirvan a la misma persona en momentos distintos. Por ejemplo, un sábado, la pareja deseará comer parrilla e irá a un restaurante especializado. Pero, al día siguiente, el mismo cliente y el clan familiar podrían visitar un lugar de comida variada.

También será necesario definir cómo queremos diferenciarnos. Aquel que ofrece amplia variedad, por su producción en escala o compras en volumen, podría tener mejores precios y ofrecer promociones. El especialista deberá demostrar que sus productos son de calidad superior, y dará lucha con un servicio casi personalizado para cobrar un poco más.

SABÍA QUE

– Estrategia para cada unaAmbas, la variedad y la especialización, son buenas opciones comerciales. Satisfacen necesidades de compra diferentes.