notitle
notitle

Los tamales han pasado de ser el entremés favorito de los domingos familiares para convertirse en una de los entradas más pedidas por los más exigentes paladares en restaurantes de cinco tenedores y grandes hoteles.

Magaly Silva, dueña de la empresa que lleva su nombre, indica que desde hace algunos años los hoteles se han convertido en uno de los principales demandantes de estos productos que ofrecen desayunos y reuniones de ejecutivos.

REQUISITOS"Ellos te piden registro sanitario, permiso municipal del taller y hacen una fiscalización para corroborar que se cumpla con los estándares de calidad que requieren", detalla.

Para ser proveedor de estas empresas, uno tiene que ser muy puntual, responsable e innovador, refiere Silva.

Asimismo, hay que tener mucho cuidado con la presentación, los hoteles son bastante exigentes en esa materia y en lo que se refiere a higiene, advierte la emprendedora.

Las variedades más reclamadas son los tamales de pollo, y chancho; pero han comenzando a ganar acogida los de alcachofa, camarón, garbanzo, espárragos, entre otros, que incluso se exportan.