(USI)
(USI)

El Perú ya es reconocido mundialmente por sus surfistas y, ahora, los fabricantes de tablas también buscan una posición en los mercados internacionales.

Si bien los volúmenes de los envíos aún son pequeños, la exportación de este producto está en constante expansión.

Entre enero y noviembre de 2012 se vendió US$1.1 millón, un 29% más respecto de similar periodo de 2011. En 2009, las colocaciones fueron de solo US$610 mil.

Los principales mercados son Estados Unidos y Chile, plazas donde los consumidores tienen un mayor poder adquisitivo.

NUEVOS DESTINOSCon alrededor de 500 unidades enviadas al año, Klimax Surfboards es una de las principales compañías peruanas exportadoras de tablas.

Rodrigo Zorrilla, gerente de Márketing de la empresa, refiere que los futuros mercados serán Colombia y las naciones de Centroamérica, donde existe un interés creciente por correr olas.

"Aún deberemos esperar un tiempo para ingresar a otros países, como los de Europa, pues la crisis económica que afecta a esa zona ha frenado las ventas de este sector", apunta el ejecutivo.

Indica que la exportación de tablas no requiere de tantos trámites, como en el caso de los productos alimenticios. "Solamente debe tenerse en cuenta los impuestos aplicados a la importación que aplica cada país. Por ejemplo, en Uruguay y en Argentina son bastante altos", explica.

MÁS SOBRE EL MERCADOLas tablas se elaboran sobre la base de una espuma de poliuretano (una variedad de plástico) revestida con fibra de vidrio.

El precio promedio de venta de una tabla en el exterior es de US$550. Se estima que un consumidor de este producto adquiere, en promedio, dos tablas al año.

Las mayores compras se registran en la temporada de verano, entre los meses de diciembre y febrero.