Revisar la información sobre las ventas mensuales en lugar de las anuales es más preciso.
Revisar la información sobre las ventas mensuales en lugar de las anuales es más preciso.

Arellano marketing (progresar@arellanomarketiMuchas empresas tienen miedo a usar números en sus decisiones de negocio pues perciben que son difíciles de manejar o de interpretar. Sin embargo, los números están en nuestra vida cotidiana.

Desde que prepara alguna comida o bebida usted calcula cómo duplicar una receta, calcula el rendimiento de la gasolina de su auto y hasta el tiempo promedio que deberá dormir para despertar descansado. Las todos los días. Por ejemplo, las líneas de transporte realizan promedios simples de sus registros de pasajeros según hora y día de la semana para realizar pronósticos sobre cuantos buses asignar.

LOS PROMEDIOSEs importante hacer bien los cálculos y tener cuidado. Los promedios no siempre son lo que parecen. Usted puede estar contento y tomar decisiones equivocadas si le dicen que sus vendedores venden en promedio cinco productos por día, cuando en realidad uno de ellos vende solo dos productos y el otro ocho.

En algunos casos es mejor usar el promedio ponderado, con el que se dan pesos diferentes a los valores. Lo puede aplicar para evaluar el avance de sus ventas, por ejemplo, dándole más importancia para el cálculo de las comisiones de sus vendedores a los productos que le dan mayor margen, incitándolos a vender más.

Identifique claramente qué necesita saber y verá que los números se convertirán en sus mejores aliados. Los números por sí solos no generan valor, pero sí su interpretación. ¡Éxitos!

SABÍA QUE

- Los registros más antiguos datan de la Edad de Piedra: huesos, palos, piedras talladas y escarbadas con muescas. Se presume que tenían fines de conteo, de representación numérica y de calendarización.

- En el Perú antiguo se usaba el quipu como registro de medida de producción y datos de la población.