La demanda por diversión crece en la clase media. (Perú 21)
La demanda por diversión crece en la clase media. (Perú 21)

¿Le es fácil convocar masas, conoce a personas populares y le gusta ser anfitrión? Entonces, ¿por qué no capitaliza estas cualidades y, de paso, dispone de otra fuente de ingresos? *Saque partido al negocio de las *.

Este rubro tiene márgenes altos de ganancia, y además posee la ventaja de que hay libertad para decidir cuándo organizar una celebración, sin tener que comprar un local.

Pero ojo, como en las fiestas se debe vender la mayor cantidad de entradas y se necesita procurar que el público consuma los productos, deberá hacerlos interesantes y accesibles. La clave es seguir estos tres pasos.

1. Definir un público objetivo concreto. Primero clasifique a sus clientes en grupos que compartan algo en común como gustos musicales, círculos sociales o intereses culturales.

2. Diseñe. Luego, identifique qué decoración es la más conveniente y los elementos publicitarios. La ubicación del evento es importante y requiere un momento de análisis. Por ejemplos, una fiesta salsera suele tener llegada cuando se realiza en distritos tradicionales, las de cumbia se asocian a espacios abiertos y en zonas emergentes, y los de rock y música alternativa en casas culturales.

3. Difunda. Si va a utilizar redes sociales cuide de seleccionar bien quiénes podrán ver la convocatoria. Utilice correo privado para los casos que lo amerite.

Es recomendable contactar con pocos proveedores. Para el , coordine con uno o dos concesionarios, así podrá negociar auspicios de congeladoras y anfitrionas. Los servicios de alquiler de tabladillos, armado, conexiones eléctricas y personal pueden centralizarlos con una sola empresa.

Finalmente, ya que este es un negocio de muchos detalles, le aconsejamos que la fiesta sea estimulante para usted también.

DATOS

– Cómo se diviertenUn 55% asiste a casas de familiares, un 34% a casa de amigos y solo un 16% a discotecas.

- La frecuenciaLas personas visitan las casas de familiares y amigos entre 2.9 y 3.5 veces al mes, mientras que a discotecas, solo 1.9 veces. Así que aún hay espacio para crecer.