notitle
notitle

Solo en el 2009, la categoría de hamburguesas en los canales de venta modernos –centros comerciales y restaurantes ubicados en calles y avenidas principales– facturó US$60 millones en el país.

En tanto, en el 2010, las ventas de los negocios de comida rápida crecieron 10% frente al avance de hasta 5% que experimentaron el año anterior, según información de la cadena local Bembos.

El boom gastronómico y la mejora de la capacidad adquisitiva de la población, además de impulsar la demanda de estos productos, han contribuido a que el consumidor peruano prefiera, cada vez más, alimentos preparados con insumos nacionales y que hagan referencia a platillos tradicionales. Esto incluso en formatos importados, como el de la hamburguesa.

, por ejemplo, identificó esta tendencia y ganó más clientes con el lanzamiento de sus variedades 'huachana', 'a lo pobre' y 'criolla', entre otras.

En el país hay una fuerte presencia de transnacionales, como y .

Pero también destacan emprendimientos nacionales, como , , Lucha la Sanguchería y , con potencial para convertirse en importantes cadenas, aunque estos últimos se orientan más a rescatar las tradicionales variedades de sánguches peruanos.

En la mayoría de tiendas de hamburguesas, en las que las carnes pesan entre 100 y 140 gramos, el gasto promedio por persona es de S/.10. Cuando se trata de una variedad gourmet, hay quienes están dispuestos a pagar S/.20.

DATO

- Riesgo de mercado. El Ministerio de Salud se ha mostrado a favor de aplicar un impuesto a la 'comida chatarra' con el fin de recaudar recursos para combatir la obesidad.