lo último

Emprendedor21: San Agustín, un pedacito trujillano en Lima

Sus sanguches y jugos batidos han convertido a este lugar en todo un patrimonio norteño.

Un legado familiar puede conservarse como una marca de nacimiento en el pecho y más aun si se trata de un negocio que ha pasado por tres generaciones y más de seis décadas.

Luego de 68 años, Juguería San Agustín, reconocido negocio trujillano, ha llegado nuevamente a la capital del Perú gracias a Kevin Watson Fhon, nieto de sus fundadores.

Popular por sus deliciosos sánguches e inigualables jugos batidos, sus más tradicionales y emblemáticos productos, este entrañable lugar se ha convertido en todo un patrimonio norteño.

Para Watson Fhon, de 25 años, había llegado el momento preciso para que San Agustín regresara a Lima (después de un intento fallido de unos familiares hace ya varios años) y sirviera como un pequeño refugio para todo aquel trujillano que desee conectarse nuevamente con el sabor de su tierra.

CASO + ÉXITO

Desde 1950, Juguería San Agustín ofrece a sus clientes un “sabor incomparable”. A los 10 años, Kevin lo sabía a la perfección y su mayor deseo era que no solamente Trujillo lo disfrute.

“Trabajé desde muy chico en la juguería. Conozco cómo funciona todo y siempre fue mi sueño hacerla crecer”, dice el joven emprendedor.

Watson es consciente de que su negocio se debe a la fidelidad de sus clientes y hace hincapié en las singularidades que lo diferencian. “La piña que nosotros usamos para los batidos es un tipo que solo se siembra en la sierra liberteña de Simbal. Lamentablemente, no llega a Lima y eso me obliga a traerla desde Trujillo. Esos son los pequeños detalles que hacen especial a San Agustín”, asevera orgulloso.

CASO+ÉXITO - Kevin Watson, administrador de Juguería San Agustín-Lima
¿Cómo nace la idea de volver con San Agustín a la capital?
Soy egresado de la carrera de Administración y Marketing. Siempre tuve en claro que esto era lo que quería, era un proyecto que tenía pensado hace mucho tiempo. Mis padres me dijeron que sería difícil, pero sabía que no era imposible lograrlo.

"Quiero que los limeños conozcan San Agustín. Ese es mi mayor objetivo", dice Kevin Watson.

¿Cuál fue la principal dificultad que tuviste que enfrentar al iniciar tu emprendimiento?
Los primeros meses siempre son los más complicados para cualquier negocio. Algunos clientes no están acostumbrados al self-service (autoservicio) y eso es algo muy común en el local de Trujillo. Otro tema son los horarios de atención, he tenido que adaptarlos para que funcionen acá. Ahorita tengo el respaldo de los trujillanos, pero mi deseo es acaparar el mercado de Lima. Quiero que los limeños conozcan San Agustín. Ese es mi mayor objetivo.

¿Cuál consideras que es la mayor fortaleza de Juguería San Agustín?
Estoy 100% seguro de que lo más fuerte es la marca y la tradición que esta ha forjado a lo largo del tiempo. Hace casi 70 años, mis abuelos empezaron con esto y ahora yo continúo con su legado.

1 consejo para emprender | “Anímense. Tal vez no les salgan las cosas al principio, pero siempre hay una segunda o tercera oportunidad. El que no arriesga no gana", señala Kevin Watson.

2 años a corto plazo | En este período, Juguería San Agustín espera inaugurar dos locales más en la capital.

3 claves para el éxito | El éxito de Juguería San Agustín se debe a la perseverancia, la humildad y el respeto por sus clientes.

DATOS:
- ¿Dónde queda? Juguería San Agustín-Lima está ubicado en la Avenida Ignacio Merino 2487, Lince.
-Horarios de atención. De lunes a sábados de 8:00 a.m. a 10:00 p.m. y domingos de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

Tags Relacionados:

Emprendedor21

San Agustín

lo último
Ir a portada