Entre 2016 y 2019 la población venezolana dejó de crecer y ha disminuido en 1.6 millones de personas.  (Foto: AFP)
Entre 2016 y 2019 la población venezolana dejó de crecer y ha disminuido en 1.6 millones de personas. (Foto: AFP)

El modelo venezolano jamás funcionó. Aun así, aquí existen políticos que defienden al régimen de Nicolás Maduro y les gustaría llevarnos por el mismo sendero.

La candidata a la presidencia  lleva consigo a distintos personajes que tienen posiciones bastante alegres frente a la dictadura de Nicolás Maduro.

Recientemente, el candidato al Congreso de Juntos por el Perú, Roberto Sánchez, declaró sobre Maduro que “su país lo ha elegido, es un presidente constitucional”, y ante la represión del régimen sostuvo que “los venezolanos tienen sus propios desafíos”. Sánchez menciona, además, el rol subsidiario del Estado y sostiene: “El Estado debe y puede priorizar la agricultura, la pesca, las microempresas, con fondos de financiamiento, bancas de fomento, no solo ser un articulador”.

El chavismo y su llamado “socialismo del siglo XXI” acabaron de hundir a uno de los países más ricos de . No hay que olvidar que hace 21 años, en 1999, los venezolanos votaron y festejaron la nueva Constitución socialista.

El avance del Estado sobre el control de las distintas industrias, en particular de la petrolera, empezó desde el primer periodo de Hugo Chávez (1999-2006). Sin embargo, el mayor cambio empezó en 2007, cuando Chávez fue reelegido para plasmar el “socialismo del siglo XXI”.

Chávez, junto con Giordani, su ministro de Planificación, nacionalizó los sectores considerados “estratégicos”: telecomunicaciones, electricidad, hierro, acero, cemento y minería, y continuaron con la expropiación de bancos, fábricas de vidrios, complejos hoteleros, y muchas otras industrias.

Luego de estas acciones, la economía venezolana pasó a depender exclusivamente del petróleo. El resto de industrias fueron destruidas por la pésima gestión de sus burócratas.

Dada esta dependencia del petróleo, el aumento del y la deuda, la caída en solo un año del precio del petróleo de 100 a 50 dólares el barril en 2015 gatilló la debacle venezolana.

Se calcula que para el año 2021 más de siete millones de personas habrán escapado del país. En vez de crecer, entre 2016 y 2019, la población venezolana cayó en 1.6 millones de personas.

Es importante entender que el discurso chavista empezó a ser defendido por una generación de jóvenes confundida, molesta, pero desinformada. Esa generación ya no vive en Venezuela. Ella y sus hijos están fuera de su país luchando por sobrevivir.

Riqueza promedio de Venezuela y su dependencia del petróleo crudo.
Riqueza promedio de Venezuela y su dependencia del petróleo crudo.

Sunat: yo sí te invado, tú ni me mires

Más de un millón y medio de peruanos podríamos ser fiscalizados por la Sunat solo por tener –en promedio– S/10 mil o más en nuestras cuentas. Al ser consultados en una sesión extraordinaria de la Comisión de Economía por el sustento técnico de este “umbral” tan bajo, los funcionarios invitados de la Sunat y el MEF no quisieron dar explicaciones.

Sin embargo, la evaluó la calidad y cantidad de información que comparten diversas entidades del Estado. Por ejemplo, la Sunat no cumple con diversos criterios, y la información que coloca en su portal de transparencia es distinto a la que expone el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Si van a exigir más información y control, que empiecen por dárnosla a quienes pagamos la cuenta: los contribuyentes.

El cuco de la OCDE

Otra de las razones que propuso Sunat para apurar la implementación del decreto que les permite tener acceso a nuestra información financiera fue que si no lo hacíamos, la OCDE nos podría considerar como un país “opaco”. Al respecto, la Asociación de Contribuyentes evaluó cómo caminaba el proceso de postulación a este “club” y encontró que, de los 248 estándares normativos o políticas que debíamos cumplir, solo habíamos avanzado en 45. Vamos a lo importante y urgente, en vez de seguir presionando a los contribuyentes.

TAGS RELACIONADOS