República Dominicana: Punta Cana se ha convertido en uno de los destinos favoritos para los turistas peruanos, ya que no es necesario salir del hotel.
República Dominicana: Punta Cana se ha convertido en uno de los destinos favoritos para los turistas peruanos, ya que no es necesario salir del hotel.

Los peruanos vienen retomando tanto el turismo local como el extranjero. Y es conocido que uno de los destinos favoritos es la playa. Los protocolos que implementen los hoteles son claves para la elección de los huéspedes. Consultamos con un hotel de Máncora y otro de Punta Cana, para ver las medidas que han tomado para volver a contar con

El caso de República Dominicana es especial. El gobierno viene trabajando de la mano del sector privado para sacar adelante el turismo, que es uno de los pilares de la economía de dicho país. La prioridad es dar seguridad y confianza al pasajero que viaja en pandemia.

“Desde el año pasado cuando reabrimos fronteras comenzamos a pedir la prueba PCR negativa, no implementamos cuarentena y se ofreció un seguro médico gratuito a todos los que lleguen al país. Además, el sector turístico ya está 100% vacunado, y a nivel de población va muy adelantado”, indicó Rhina Olivares, directora de Turismo de República Dominicana.

Esto les ha permitido recuperarse rápidamente. Una muestra, dijo, son los recientes números publicados. Comparando marzo del 2020 con marzo del 2021, ya se observa un crecimiento del 16,1%. Y abril va por ese mismo camino, adelantó.

Refirió que Punta Cana es el destino favorito de los peruanos y de la gran mayoría de latinoamericanos. Y tienen mucha expectativa con el crecimiento de los turistas del país. “Sabemos de la recuperación de este mercado turístico, de hecho, ya venía Perú con muy buen crecimiento en el 2019”, sostuvo.

ALL INCLUSIVE

Águeda Iglesias, Regional Marketing Senior Manager de Palladium Hotel Group, coincidió con el crecimiento turístico del Perú al destino dominicano y ha podido notar esta tendencia en los dos hoteles que tienen en Punta Cana (Gran Palladium orientado a familias y TRS que es solo para adultos).

En cuanto a los hoteles ambos son all inclusive (todo incluido), y los huéspedes pueden resolver todo dentro del hotel lo que les da seguridad, como las comidas, entretenimiento, playa y piscina. Al tener los hoteles áreas extensas la distancia es más fácil de mantener.

“En el hotel tenemos todos los protocolos necesarios para que puedan disfrutar de las instalaciones. Y buscamos evitar puntos de contacto para cuidar a los huéspedes y a los colaboradores”, sostuvo Iglesias. Respecto a las tarifas indicó que no han sufrido cambios.

Lo que sí implementaron fueron beneficios como los cambios de fecha sin penalidad. Es algo que pedían mucho, tener flexibilidad para enfrentar alguna restricción del país. Asimismo, el hotel cuenta con un seguro médico que cubre COVID-19, y si el huésped presenta síntomas puede hacer la cuarentena dentro del hotel. Además, los extranjeros tienen la prueba antígena sin cargos, ya que en muchos lugares es requisito para regresar al país (entre ellos Perú).

MIRA Vacunación, un factor clave para reactivar el turismo

DESTINO MÁNCORA

Otro destino importante para los peruanos son las playas del norte, que tienen una interesante oferta hotelera con todo lo necesario para pasar unas buenas vacaciones. Y pese a las restricciones, vienen enfrentando la pandemia con buen servicio y los debidos protocolos.

Es el caso de Arennas Máncora, operado por Los Portales Hoteles, desde el inicio de la pandemia diseñaron y ejecutaron rigurosos protocolos de bioseguridad y salud para recibir huéspedes. Como explica Vanessa Villagrán, gerente de Los Portales Hoteles, estos fueron certificados por Bureau Veritas Perú, quienes les otorgaron el sello de seguridad Safe Guard.

Entre las medidas que aplican están la desinfección a cada pasajero y de todas sus pertenencias, set de higiene en las habitaciones, y desayunos entregados recubiertos.

“Tanto para los huéspedes, como para nuestros colaboradores y sus familiares, que contemos con estos rigurosos protocolos y los hayamos implementado desde el día uno es sumamente importante. Se les da tranquilidad de que somos un hotel que cumple con todo lo necesario para que la estadía de nuestros huéspedes esté libre de COVID-19”, explicó la ejecutiva.

Para Villagrán estas medidas permiten seguir recibiendo pasajeros para pasar unos días de vacaciones frente al mar. Así van cumpliendo con el presupuesto y objetivos planteados. Resaltó que al tener espacio libre, los huéspedes pueden estar seguros y separados.

Una temperatura promedio de 25 grados centígrados durante todo el año los pone como un destino solicitado. “El flujo de turistas es bueno con un alza los fines de semana, a su vez con muchas reservas de último minuto. Estamos recibiendo una cantidad considerable de huéspedes del norte del país, específicamente de Chiclayo, Piura y Trujillo”, apuntó.

La gerente confía que el turismo irá mejorando poco a poco, teniendo en cuenta que en otros países ya están avanzando con las vacunas lo que permitirá reactivar el flujo hacia Perú.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR