A poco más de tres semanas de que venza el plazo para que le otorguen la licencia de construcción del proyecto Tía María, la minera expresó que la construcción solo comenzará cuando existan espacios de diálogo con la población.

“Southern Perú Copper Corporation se compromete a no iniciar su construcción sin antes generar, en coordinación con el Ejecutivo, espacios de diálogo en los que brinden las respuestas y garantías que la población necesita y requiere con legítimo derecho de no afectación de sus actividades y bienestar”, afirmó la compañía en una carta enviada la semana pasada al titular del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Francisco Ísmodes.

La empresa está a la espera de que el Minem le entregue la licencia de construcción del proyecto, una acción que solo podría realizarse hasta el 1 de agosto, debido a que la vigencia del del proyecto vencerá ese día.

Luego de ello, la minera se vería obligada a elaborar otro EIA, lo cual retrasaría la construcción de este proyecto porque desarrollar otro demandaría aproximadamente 12 meses.

El proyecto minero comprometería una inversión de US$1,400 millones en la región y aportaría con S/100 millones anuales en canon y regalías en favor de la provincia de Islay, donde se desarrollaría. Además, en total, la región Arequipa recibiría S/273 millones al año.