Otros países de la región tienen indicadores menos sólidos que el Perú. (USI)
Otros países de la región tienen indicadores menos sólidos que el Perú. (USI)

El bajo nivel de la deuda externa de corto plazo como porcentaje de las reservas internacionales es un punto de solidez para la economía peruana, destacó la revista .

La publicación destacó que la acumulación de reservas frente a estas obligaciones externas, significa que el Perú tiene los medios para sacar de apuros a prestatarios con dificultades temporales, en caso ocurra un freno en el flujo de ingreso de capitales extranjeros.

Según The Economist, a Perú le ha ido bien en medio de las recientes turbulencias financieras, debido a la acumulación de reservas internacionales, que ha sido crucial para fortalecer la capacidad de respuesta de la economía peruana ante choques financieros externos.

De acuerdo al (BCR), el actual nivel de reservas internacionales de Perú representa el 33% del PBI y el total de adeudado externo de corto plazo equivale aproximadamente a 14% de las reservas, lo que fortalece nuestra capacidad de respuesta ante eventos de reducción abrupta del financiamiento externo.

Otros países de la región tienen indicadores menos sólidos que el Perú y su deuda de corto plazo son más cuantiosas, señala.

Asimismo, la autoridad monetaria indica que las tenencias de bonos soberanos peruanos en manos de los extranjeros —como porcentaje de las reservas internacionales— se encuentran entre los más bajos de las economías emergentes. Ello —agrega— hace menos vulnerable a la economía peruana ante una liquidación de posiciones por parte de inversionistas del exterior.