(Bloomberg)
(Bloomberg)

espera cerrar antes de que termine el año un acuerdo con el Gobierno peruano sobre la renovvación de sus licencias, anunció hoy el presidente de la empresa de telecomunicaciones en Latinoamérica, Santiago Fernández Valbuena.

En una conferencia con analistas, en Madrid, el ejecutivo apuntó que no hay nada que indique que el proceso no se pueda completar antes de que termine el 2012.

La compañía pidió la renovación de las licencias para los servicios de telefonía móvil en las bandas de 800 y 1.900 megahercios en Lima y Callao, que vencieron el pasado año, y también de otra de la banda 800, que venció en febrero pasado.

La empresa mantiene un litigio en Perú sobre el pago de impuestos de sus resultados de 2000-2001, que la operadora estima que tributaron por el 51% de los beneficios.

Sin embargo, el Gobierno peruano le reclama una deuda de 200 a 600 millones de euros por facturas no cobradas y que Telefónica no contabilizó en sus resultados.

Fernández Valbuena explicó que a comienzos de año la empresa pagó 124 millones de soles (más de 47 millones de dólares), pero que no hay ninguna decisión por parte de las instancias judiciales.