Hasta el momento 3,016 hectáreas de cultivo se han visto afectadas en Piura debido a la falta de lluvias. (USI)
Hasta el momento 3,016 hectáreas de cultivo se han visto afectadas en Piura debido a la falta de lluvias. (USI)

La sequía en mercados clave de Sudamérica está comenzando a amenazar las cosechas de algunos productos agrícolas, principalmente de arroz, café y azúcar, es que la falta de lluvias está golpeando a los agricultores , así como a los productores de café de Brasil, la primera economía de la región, según un informe del .

La situación en Perú es complicada. Las regiones arroceras del norte del país, como Piura y Lambayeque, recortarán su producción del cereal entre 30% y 40%, lo que representa una pérdida estimada de entre 231,000 y 308,000 toneladas de arroz, según el (Minagri). Otros expertos apuntan a que los cultivos afectados en el norte podrían llegar a las 500 mil toneladas.

Ambas regiones representan cerca del 30% de la producción arrocera de Perú. Por su parte, el gobierno y las autoridades regionales optaron por utilizar las aguas subterráneas para combatir los efectos de la sequía.

A pesar de este panorama, las autoridades descartaron que haya un desabastecimiento de productos agrícolas en el país, aunque reconocieron que podría haber una merma en la disponibilidad de arroz, frijoles y maíz.

Es que hasta el momento 3,016 hectáreas de cultivo se han visto afectadas en Piura debido a la falta de lluvias, de acuerdo al (Indeci).

CAFÉ Y AZÚCARSituación similar se viene registrando en Brasil, el mayor productor y exportador mundial de café. El estado de Minas Gerais está registrando, por ejemplo, el verano más seco desde 1972, mientras que los cultivos están sufriendo un daño "irreversible", y las pérdidas llevarán al mercado global a un déficit en el año, indicó en un reporte el trader de commodities Volcafe.

El exportador de café brasileño Terra Forte estima que la sequía destruyó un 15% del cultivo de granos de café arábica de mayor calidad, pero el gobierno calcula que los daños llegan al 45% de los granos. Esta situación a disparado el precio internacional del café.

Por otra parte, los precios del azúcar, que hace dos años y medio caen debido al exceso global de producción de caña y remolacha, están siguiendo el mismo camino del café. La referencia del azúcar ICE a marzo llegó a su mayor nivel en cinco meses, y suma un alza superior a 20% desde su piso de cuatro años registrado a fines de enero.

Además, la falta de agua también está golpeando el suministro en las ciudades. Algunos pueblos están en una situación tan límite que las reservas podrían no estar garantizadas para el suministro anual.

"En los últimos dos años, la región del noroeste ha caído en la peor sequía en 50 años, y para el noreste, así como el resto de Brasil, están sufriendo el verano más caluroso y seco de los últimos 70 años", indicó el secretario ejecutivo de AESBE, Luiz Carlos Aversa.