ALERTAS. El Congreso debatirá en las siguientes semanas una iniciativa cuyo impacto se desconoce. (César Fajardo)
ALERTAS. El Congreso debatirá en las siguientes semanas una iniciativa cuyo impacto se desconoce. (César Fajardo)

La última estocada para terminar de liquidar la endeble confianza empresarial, y con ello dañar el ligero crecimiento económico, se la va dar al país el . Y es que el viernes, al cierre de la tarde, se presentó el proyecto de ley 3793/2014, que declara de necesidad e interés público la creación de la administradora de fondos de pensiones estatal.

Según la iniciativa legal presentada por el partido aliado del gobierno, , dicha AFP estatal operaría como un actor más del sistema y se regiría a las mismas reglas. Lo más curioso es que, según la misma iniciativa, su objetivo es introducir mayor competencia al sistema de tal manera que mejoren las condiciones de los afiliados.

"La idea es cubrir a aquellas personas como mujeres, trabajadores independientes y aquellos que viven en zonas extremas y pobres del país", señala la propuesta legal que tiene las firmas de los congresistas , , Enrique Wong, Martín Belaunde y Esther Capuñay.

LAS COMISIONESEl proyecto plantea que la estructura de las comisiones para la AFP estatal sería distinta a la que se conoce actualmente, ya que la rentabilidad de las inversiones se reinvertirá en los mismos aportantes a través de sus pensiones, "al no tener como prioridad una estructura de lucro como sí la tienen las privadas".

Asimismo, agrega, la AFP estatal permitirá disminuir los costos de administración que pagan los aportantes en una industria que hoy es "altamente concentrada", y, además, permitirá ampliar la cobertura previsional a grupos que históricamente han quedado excluidos del sistema.

"La AFP estatal se ocupará preferentemente de aquellas personas que no son prioritarias para las AFP privadas, como trabajadores independientes, los de menores rentas y recursos, y los que laboran en zonas apartadas de los grandes grupos urbanos", indica el proyecto.

NUEVO ROLFinalmente, la iniciativa de Solidaridad Nacional sostiene que el Estado debe jugar un rol aún más trascendente en su régimen pensionario, debido a las muchas deficiencias que presenta el sistema privado de AFP.

"El Estado debe contar con una AFP que asuma de una vez por todas su responsabilidad. Esto debe ser la base de una reforma que realmente proponga cambios en políticas de seguridad pensionaria y social. El aportante o futuro afiliado quiere una real alternativa al modelo de previsión privada. Por ello, la AFP estatal supone una verdadera reforma previsional que realmente tenga sentido social", anota literalmente la propuesta legislativa.

Recordemos que el Instituto del Ahorro sostuvo que una administradora pública generaría rentabilidad a los fondos.

"La peor posibilidad dentro de la reforma es que se introduzca una AFP pública. Además, sería lapidario para el sistema y la economía", aseguró el ex jefe de la SBS Juan José Marthans.

Según la iniciativa, esta nueva AFP pública tanto en sus alcances como en su estructura estará a cargo del Poder Ejecutivo.

El proyecto de ley también indica que este nuevo jugador del sistema previsional tiene como objetivo afiliar a 5.5 millones de personas.