Juegos Panamericanos

SNI: Urgen políticas sectoriales para generar empleo formal y disminuir pobreza

La Sociedad Nacional de Industrias sostuvo que para reactivar la economía es preciso hacerla más diversificada, con mayor valor agregado y con mayor grado de empleo formal.

SNI

La SNI postula la necesidad de implementar políticas sectoriales para acuicultura, forestal, pesca de consumo humano directo, textil y confecciones, y para la industria del conocimiento. (Foto: Difusión)

La SNI postula la necesidad de implementar políticas sectoriales para acuicultura, forestal, pesca de consumo humano directo, textil y confecciones, y para la industria del conocimiento. (Foto: Difusión)

La SNI postula la necesidad de implementar políticas sectoriales para acuicultura, forestal, pesca de consumo humano directo, textil y confecciones, y para la industria del conocimiento. (Foto: Difusión)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, indicó que urge implementar políticas sectoriales para generar empleo formal en los próximos 18 meses y disminuir la pobreza en el país.

Sostuvo que si bien la evolución de la economía peruana en las últimas dos décadas ha sido fructífera, esta no es suficiente para mantener un crecimiento sostenido y equitativo, donde todo el aparato productivo crezca de manera uniforme para contrarrestar la informalidad cuya cifra actual es de 72.5%.

De acuerdo a Márquez, en los últimos años la economía ingresó a un proceso de desaceleración en su crecimiento que no ha permitido reducir pobreza y crear empleo formal en la velocidad y en la magnitud que el país necesita para seguir generando mayor nivel de vida y expandir la proporción de clase media en el Perú.

Entre el 2008 y el 2012 la economía peruana creció en promedio 5.4% anual, lo cual propició que el empleo formal del sector privado aumente en 7.8% anual. Asimismo, la pobreza se redujo en 11.5%.

Según la  SNI, los factores que impulsaron el crecimiento estaban vinculados a un entorno propicio de la promoción de la inversión privada y a un vigoroso crecimiento de China que demandaba cada vez commodities para su desarrollo industrial.

Sin embargo, a partir del 2013 la situación fue distinta. La economía siguió creciendo, pero a tasas menores. Entre el 2013 y 2017 el Perú creció anualmente en 3% y el empleo formal privado lo hacía en 2.4%.

Márquez apuntó que en ese periodo la pobreza disminuyó sólo 2.2% debido a "una alta sobrerregulación, carencia de señales inequívocas de estabilidad jurídica que redujeron la confianza empresarial y afectaron la inversión privada, así como la falta de reformas estructurales que aumenten la eficiencia de la economía nacional".

Por ello, para continuar con una reducción de pobreza como en 2012, Márquez remarcó la necesidad de contar con sectores adicionales a la minería y a la agroindustria para impulsar el crecimiento económico.

"Necesitamos que estos sectores sigan creciendo con éxito, pero para ello se requiere impulsar nuevos sectores que permitan retornar a una senda del crecimiento anual de 6%", acotó.

Consideró que deben implementarse políticas sectoriales para acuicultura, forestal, pesca de consumo humano directo, textil y confecciones, y para la industria del conocimiento para reactivar la actividad económica en el corto plazo.

El líder empresarial, también se refirió a otros sectores potenciales como son las industrias del conocimiento, a modo de ejemplo citó a la exportación de software, marketing digital, servicios de ingeniería y arquitectura, creatividad audiovisual, franquicias, biotecnología, entre otros, donde nuestro país tiene un buen potencial.

Adicionalmente, dijo que se puede reactivar la economía en forma inmediata ya que cuenta con capacidad instalada de plantas y fábricas no utilizadas. La cadena textil-confecciones exportó US$2,177 millones en el 2012, el año pasado las ventas al exterior fueron de US$1,400 millones, precisó.

"Consideramos que si se aplican políticas específicas para los sectores productivos mencionados, no sólo se reduce la vulnerabilidad externa de exportar commodities, sino que tendríamos una economía más diversificada, con mayor valor agregado y con mayor grado de empleo formal. Necesitamos un cambio de rumbo", concluyó.

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada