Fortificar el arroz es una opción para luchar contra la anemia, señaló la SNI. (Foto: Difusión)
Fortificar el arroz es una opción para luchar contra la anemia, señaló la SNI. (Foto: Difusión)

Las empresas peruanas del sector del han iniciado un proceso de industrialización para la fortificación de este cereal enriqueciéndolo con vitaminas y minerales. El objetivo es reducir la tasa de anemia, que actualmente incide sobre cuatro de cada 10 niños a nivel nacional.

En conferencia de prensa el presidente de la , Ricardo Márquez, señaló que con esta propuesta el sector privado busca objetivos concretos como participar en el “Plan nacional para la reducción de la anemia (PNRA) al 2021”, cuya meta es la reducción al 19% de esta afección en el país.

Desde el aspecto económico, agregó Márquez, la anemia simboliza un lastre para el desarrollo nacional ya que el Estado tiene que destinar recursos del gasto público para atender las enfermedades que se derivan de ella.

En esa línea, refirió que la anemia genera un costo adicional de recursos del Estado por US$1,352 millones, entre 0.5% y 0.6% del Producto Bruto Interno (PBI), según el estudio “Impacto económico de la anemia en el Perú” realizado por la investigadora Grade, Lorena Alcázar.

En ese escenario, el arroz se convierte en una herramienta que puede resultar fundamental gracias a su alto consumo, precio accesible y cadena logística que llega a todos los hogares peruanos.

Asimismo, precisó que en el Perú se consumen alrededor de 1.8 millones de toneladas de arroz al año y los hogares peruanos gastan aproximadamente S/5,400 millones al año.

En el último trimestre de 2018 los hogares peruanos compraron arroz entre 54.7 y 117 veces. Los de menor frecuencia fueron los del NSE A, con 54.7 veces, mientras que los del NSE C lo hicieron en 106.7 oportunidades, los del D 112.2 oportunidades y los del NSE E en 117 veces.

TAGS RELACIONADOS