La concesión comprende desde la construcción del ducto hasta su operación y mantenimiento. (USI)
La concesión comprende desde la construcción del ducto hasta su operación y mantenimiento. (USI)

La Agencia de Promoción de la Inversión Privada () prevé adjudicar el próximo 5 de julio la buena pro de la concesión del Sistema de Abastecimiento de Gas Licuado de Petróleo () para Lima y Callao.

Según el nuevo cronograma aprobado por el Comité de ProInversión en Proyectos de Telecomunicaciones, Energía e Hidrocarburos (Pro Conectividad), los inversionistas interesados en el proyecto podrán realizar el pago del derecho de participación hasta el 18 de mayo del 2012. Las consultas a las bases se podrán hacer hasta el 9 de mayo y deberán ser absueltas hasta el día 25 de ese mes.

Asimismo, quedó establecido que la segunda versión del contrato de concesión estará lista el 9 de marzo y se recibirán sugerencias al texto hasta el día 30. Pro Conectividad tendrá lista la versión final del contrato de concesión el 15 de junio del 2012.

Por otro lado, los inversionistas interesados en adjudicarse la buena pro del proyecto podrán presentar su solicitud de calificación al concurso público hasta el 18 de mayo y, en caso de registrarse alguna observación, podrán ser subsanadas hasta el día 23.

ProInversión tiene previsto anunciar la relación final de postores calificados el 8 de junio y los postores tendrán plazo hasta el día 22 para formar consorcios o modificar los existentes.

La presentación de ofertas y la adjudicación de la buena pro se realizarán a los 20 días calendario de la entrega de la versión final del contrato, es decir, el 5 de julio. En caso de haber observaciones a los documentos presentados, los postores tendrán tres días para que realicen las subsanaciones respectivas y luego se dará la buena pro.

El proyecto consiste en un sistema alternativo (ducto) para abastecer de GLP a Lima, que ahora lo hace a través de barcos entre Pisco (), donde está la planta de Pluspetrol, y el puerto del , pero cuando hay problemas en el mar no se puede desembarcar el combustible.

La concesión comprende el diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento del ducto de GLP por un período de 20 años más el período de construcción.

Según cálculos de ProInversión, en el proyecto se tiene previsto invertir alrededor de US$90 millones, sin incluir el Impuesto General a las Ventas ().