(USI)
(USI)

Durante el segundo semestre del año se registrará un déficit fiscal equivalente al 2.5% del (PBI), sustentado en la tendencia hacia la desaceleración de los ingresos fiscales, proyectó hoy el banco .

El analista senior del Departamento de Estudios Económicos de dicha entidad bancaria, Pablo Nano, señaló que esa desaceleración estará asociada a los menores pagos por Impuesto a la Renta de empresas mineras y el menor dinamismo de la demanda interna.

Indicó que el déficit fiscal también sería estimulado por la aceleración del ritmo de expansión del gasto público, relacionado a factores estacionales como la ejecución de un grueso del presupuesto público durante la segunda mitad del año.

Igualmente, por el mayor ritmo de ejecución presupuestal por parte de los ministerios en dicho periodo.

Precisó que la proyección para el segundo semestre no considera el anunciado incremento de sueldos a los maestros y , el cual tendría un impacto sobre las remuneraciones en esta mitad del año.

"Tomando en cuenta estos supuestos, proyectamos un nivel de superávit fiscal de alrededor de dos 2% del PBI al cierre de 2012, por encima de nuestro estimado previo de 1.2%", comentó en el Reporte Semanal de Scotiabank.