Cameron dice que las cifras son decepcionantes. (AP)
Cameron dice que las cifras son decepcionantes. (AP)

La economía británica cayó en su segunda recesión desde la crisis financiera tras una sorpresiva contracción en los primeros tres meses del 2012, aumentando la presión sobre el Gobierno del primer ministro y su drástico plan de ajuste.

La inesperada contracción en los primeros tres meses del año, una caída del 0,2% del Producto Bruto Interno , desconcertó a los analistas que anticipaban un crecimiento del 0,1%.

Las cifras se conocen cuando la coalición de los partidos Conservador y Demócrata Liberal del Reino Unido ha sufrido una baja en su respaldo en las encuestas de opinión, luego de semanas de duras críticas debido a impopulares medidas tributarias adoptadas en el presupuesto del mes pasado.

Unas elecciones locales del 3 de mayo serán una gran prueba para el Gobierno, que también ha sido criticado por revelaciones sobre su estrecha relación con el cuestionado magnate de los medios .

La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que el PBI británico cayó un 0,2% en el primer trimestre del 2012, después de que se contrajo un 0,3% en los últimos tres meses del 2011.

Cameron dijo que las cifras fueron "muy, muy decepcionantes". "No tengo excusas para ellas. No veo cómo explicarlas. No hay nada de complacencia en este Gobierno para abordar lo que es una situación muy grave que francamente se ha puesto más grave", agregó.