La ventaja de una fintech al momento de evaluar los créditos es que no tiene el costo de una agencia bancaria, no tiene mucho personal que pagar, ni un costo regulatorio, ni tiene que contratar asesorías porque tiene una auditoría anual de la SBS.  (Foto:iStock)
La ventaja de una fintech al momento de evaluar los créditos es que no tiene el costo de una agencia bancaria, no tiene mucho personal que pagar, ni un costo regulatorio, ni tiene que contratar asesorías porque tiene una auditoría anual de la SBS. (Foto:iStock)

Tras aprobarse en el la ley de topes a los intereses, el (BCR) fijó dicho límite en 83,4%, sin embargo, la entidad dejó en claro que estas medidas no son un mecanismo adecuado para mejorar las condiciones financieras del crédito. En cambio, el BCR alentó la incorporación de nuevas tecnologías en la provisión de servicios financieros e información como la banca móvil, el uso de fintech y la implementación de open banking, lo que generaría mayor competencia y reducción del costo del financiamiento.

José Asti, director de Asuntos Financieros de la Sociedad de Derecho y Empresas Digitales (Sodital), destacó que el BCR tenga una línea muy independiente, “sin importar el gobierno de turno, es como un pequeño Estado dentro del Perú”. Dicho esto, cree que los topes alteran la estructura de cómo administran el riesgo las entidades financieras, principalmente la banca.

En esa línea, refirió que el BCR lo que dice es que en lugar de fijar tasas se debe generar competencia, y la manera más eficiente de hacerlo en el sistema financiero como casi en cualquier industria –porque actualmente el sistema se maneja con modelos de industria–, es fomentar la competencia a través de nuevas tecnologías.

MIRA: Moquegua: Geresa ya cuenta con ultra congeladora para conservar y almacenar vacunas contra el COVID-19

“Para abaratar una colocación de créditos y el costo que genera conseguir ese producto, entregarlo y hacerle seguimiento, se puede hacer a través de herramientas tecnológicas, que son ágiles tanto en tecnología como en metodología”, indicó.

Es así como una fintech al momento de evaluar los créditos no tiene el costo de una agencia bancaria, no tiene mucho personal que pagar, ni un costo regulatorio, ni tiene que contratar asesorías porque tiene una auditoría anual de la SBS. Y para Asti es precisamente la SBS la que debe promover que exista más competencia, como en las empresas de leasing y factoring.

El especialista argumentó que la Superintendencia de Banca y Seguros debe ayudar a las empresas a promover la tecnología. Para ello sugirió abrir una caja de arena regulatoria para que las fintech logren ingresar al mercado, y puedan competir con normas claras.

Acotó que el mensaje del BCR es un llamado para que la SBS tome mayor conciencia sobre cómo la concentración de la banca ha generado una norma populista que hoy en día afecta al usuario final, quien finalmente es el que se perjudica.

“Lo que tiene que hacer es fomentar la entrada de nuevas empresas que compitan con la banca de manera responsable, tienes fintech de todo tipo que funcionan de manera espléndida y que llevan a los bancos a competir. Pero depende de la voluntad política de la SBS, para que puedan ofrecer sus productos al sistema financiero, aportar a la competencia y allí podremos ver cómo los bancos se van a alinear”, sostuvo Asti.

CON CULTURA FINANCIERA

Arturo García Villacorta, profesor de Finanzas de ESAN Graduate School of Business, por su parte, manifestó que en efecto los topes a la tasa de interés van a generar que las personas de menores ingresos, así como los emprendedores, y parte de las micro y pequeñas empresas no tengan acceso al crédito en el sistema financiero.

Resaltó que el 72% (12 millones de los 17 millones de trabajadores) de la Población Económicamente Activa (PEA) son informales. Asimismo, agregó que de las 3,5 millones de microempresas, 1,7 millones son informales.

Al ser el mercado el mejor asignador de recursos, García coincidió que para disminuir las tasas de interés debe generarse competencia, y esto se logra “facilitando el ingreso de entidades financieras, así como vía tecnología con la banca móvil y plataformas de intermediación como las fintech y otras. El open banking, que es la apertura de información de los clientes por parte del sistema financiero, facilitaría y reduciría el costo operativo y riesgo crediticio”.

Es decir, acotó que a más competencia, más información y más uso de la tecnología. Además, dijo que es clave fomentar una mayor cultura financiera de los ciudadanos.

VIDEO SUGERIDO

David Tuesta: "El plan de gobierno de Pedro Castillo es un viaje a los 80"
David Tuesta: "El plan de gobierno de Pedro Castillo es un viaje a los 80"