Los altos costos de los créditos de las microfinancieras es porque atienden a un público no bancarizado o informal, dijo el presidente de Asomif Perú. (Foto: GEC)
Los altos costos de los créditos de las microfinancieras es porque atienden a un público no bancarizado o informal, dijo el presidente de Asomif Perú. (Foto: GEC)

La propuesta legislativa que se viene discutiendo en la para controlar las tasas de interés de las entidades del sistema financiero, alentará que las personas busquen créditos entre prestamistas informales que exigen tasas de hasta 800% al año, advirtió este miércoles Jorge Delgado, presidente de la la Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Perú (Asomif Perú).

A quienes se les va a fomentar [con esta iniciativa] es a los usureros que hoy día tenemos a lo largo del país, donde existen extranjeros como los colombianos que son los que prestan con tasas de hasta 800% al año y tienen mecanismos de cobranza que no son muy adecuados. Estamos desviando a la gente a la informalidad”, remarcó Delgado en entrevista con RPP.

Dijo que las iniciativas del Congreso que buscan regular las tasas de interés y proteger de la usura a los consumidores de servicios financieros afectarán principalmente a las cajas rurales, cajas municipales, financieras y cooperativas; así como a los ahorristas de todas estas entidades.

“Estos controles de tasas lo que van a generar es exclusión de deudores que van a continuar y ver la manera de cómo salir adelante para hacerse más sostenibles para sus familias. Y, al mismo tiempo, [se va a fomentar] la desinclusión porque hoy en día ellos tienen acceso a las entidades de microfinanzas y no van a poder ser atendidos permanentemente con capital de trabajo o compra de activo fijo”, dijo.

“Lo que se está tratando de hacer con este proyecto de ley es simplemente hacer la exclusión y dejar que las instituciones de microfinanzas que a través de más de 30 años han podido generar espacio suficiente para el crecimiento de emprendedores, que hoy día están en gran parte del país [...] Yo creo que esto no va a contribuir y hacer comparaciones con otros países no tiene sentido”, añadió Delgado.

El presidente de explicó también que los altos costos de créditos entre las microfinancieras es porque atienden a un público que no está bancarizado o están en la condición de informales.

“Debemos entender que si tenemos 1,000 clientes, 100 de ellos tienen probabilidad de riesgo y alguien tiene que cubrir esa porción de clientes que van a fallar a la hora de hacer su cumplimiento de pago”, concluyó.