Proinversión aplaza a febrero adjudicación de mina Michiquillay por inestabilidad política

Orgnismo indicó que puso en consideración solicitudes de algunas empresas postoras que manifestaron que la actual coyuntura política afecta la presentación de sus propuestas económicas.

Minería

(Referencial)

(Referencial)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Proinversión aplazó para el 20 de febrero la adjudicación de la mina de cobre Michiquillay, a petición de algunas empresas postoras por la incertidumbre de no saber si el presidente del país Pedro Pablo Kuczynski será vacado este jueves.

La entidad que se encarga de la promoción de la inversión privada en el país explicó que algunas empresas interesadas en el proyecto le expresaron que la actual coyuntura política, con un proceso de destitución abierto en el Congreso contra Kuczynski, les impide presentar una oferta dentro del plazo previsto, que finalizaba hoy, por lo que pidieron una prórroga.

"La coyuntura política añade un elemento de incertidumbre al concurso que dificulta la toma de decisión interna corporativa de cara a la presentación de una oferta económica vinculante al 20 de diciembre de 2017", argumentó una de las empresas, según Proinversión.

"Esta decisión se ha adoptado con el objetivo de brindar mayor certeza a los postores, que les asegure condiciones propicias para una adjudicación exitosa, en beneficio de las comunidades campesinas de Michiquillay y La Encañada (zonas de influencia directa del proyecto), el distrito de La Encañada, provincia y región Cajamarca, y el país en su conjunto", agrega el comunicado.

Según los estudios realizados hasta la fecha, Michiquillay requiere una inversión de unos 2.000 millones de dólares para lograr una producción de unas 80.000 toneladas diarias.

El yacimiento se compone de 1.159 millones de toneladas métricas con ley promedio de 0,629 % de cobre y un "cutoff" (tope) de 0,4 %, que correspondería a más de 1.500 millones de toneladas de cobre, y en menor medida de otros minerales como oro, plata y molibdeno.

Michiquillay abarca una superficie de 4.050 hectáreas en la vertiente oriental de la cordillera de los Andes, a 3.950 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la norteña región de Cajamarca.

Tags Relacionados:

Proinversión

Michiquillay

Ir a portada