Zoellick abandona el cargo luego de cinco años de mandato frente al BM. (Bloomberg)
Zoellick abandona el cargo luego de cinco años de mandato frente al BM. (Bloomberg)

El presidente del (BM), , anunció que dejará el máximo cargo del organismo el próximo 30 de junio, cuando culmine su mandato de cinco años en los que, según dijo, la institución se "transformó" y está ahora "fuerte y bien posicionada para nuevos desafíos".

"El Banco está ahora fuerte, sano y bien posicionado para nuevos desafíos, por lo que es un momento natural para que yo cambie y apoye un nuevo liderazgo", señaló Zoellick al comunicar su decisión ante la Junta de Gobernadores del BM.

"El Banco ha reconocido que vivimos en un mundo de múltiples polos de crecimiento donde los conceptos tradicionales del 'tercer mundo' están ahora desfasados y donde los países en desarrollo tienen un papel clave como un motor de crecimiento y actores responsables", añadió.

A través de un comunicado, la institución destacó que durante el mandato de Zoellick, que ha coincidido con la mayor recesión mundial en décadas, desempeñó un papel "histórico", al proporcionar más de US$247,000 millones para ayudar a países en desarrollo a impulsar su crecimiento y superar la pobreza.

Tradicionalmente, el BM siempre ha estado dirigido por un estadounidense, mientras que la institución hermana, el (FMI), es encabezada por un europeo.

Así ocurrió el año pasado cuando el francés abandonó la jefatura del FMI tras su en Nueva York y fue reemplazado por su compatriota .

El BM aprobó el año pasado nuevas reglas para realizar el proceso de selección de su presidente. Oficialmente, no se dice que debe ser estadounidense sino que, entre los requisitos exigidos, se establece que debe ser ciudadano de uno de los países miembros del Banco y que los candidatos deben ser nominados por los directores ejecutivos o por los gobernadores mediante su respectivo representante.

El proceso de selección se mantendrá en secreto hasta que finalice el periodo de nominación. Aunque los nombres pueden ser revelados antes, el BM solo confirmará las nominaciones cuando llegue a una terna con los tres aspirantes finalistas, de acuerdo con lo pactado en 2011.

Pese a ello, es ampliamente asumido que el puesto será ocupado de nuevo por un estadounidense. De hecho, medios norteamericanos indicaron que la Casa Blanca está ya buscando a un candidato sucesor, después de decidir no apoyar para un segundo mandato a Zoellick, quien había sido designado por el anterior gobierno republicano de George W. Bush.

El diario The Wall Street Journal resaltó que si bien el gobierno de todavía no ha anunciado a un prospecto para suceder a Zoellick, ya tiene en marcha un comité de búsqueda de postulantes entre los que la prensa destaca al exasesor económico de la Casa Blanca Lawrence Summers y a la secretaria de Estado, .

El nombre de la jefa de la diplomacia estadounidense sigue sonando fuerte en el bolo pese a que en junio del año pasado desmintió rotundamente su interés en el puesto, precisamente después de que la prensa asegurara que podría asumir la presidencia del organismo financiero tras dejar el Departamento de Estado, algo que Clinton ya ha dicho pretende hacer cuando acabe el primer mandato de Obama.