Javier Correa, exfuncionario de ProInversión, sostuvo que los modelos británicos llevan ventajas a sus competidores europeos y asiáticos. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)
Javier Correa, exfuncionario de ProInversión, sostuvo que los modelos británicos llevan ventajas a sus competidores europeos y asiáticos. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)

La es una de las grandes alternativas para agilizar las obras de envergadura en el país. Así lo señaló Javier Correa, exdirector de Promoción de Inversiones de ProInversión y socio de Emedos, empresa dedicada a la estructuración de .

“Estos contratos han permitido romper varios nudos y reafirmar buenas prácticas en un contexto de transparencia. El hecho de firmar un acuerdo Gobierno a Gobierno con un país miembro de la OCDE facilita que se implemente de manera rápida los criterios anticorrupción”, comentó.

Sostuvo que Reino Unido, país que se encargó de las obras de los y ahora la Reconstrucción con Cambios, tiene un sistema de desarrollo más sofisticado que sus competidores y alinea mejor a los contratistas.

no solo ha mirado el tema del valor por dinero, sino también la conceptualización por servicio, el respaldo a las finanzas públicas y a los legados. Además, tienen muchos años en el mercado y eso les da una ventaja natural”, expresó a este medio.

El exdirector de Promoción de Inversiones de ProInversión añadió que los países de Europa Continental -España, Francia y Alemania- tienen una base sólida en diseño de infraestructura, pero sus despliegues comerciales son más lentos.

En cuanto a los países asiáticos que compiten para acceder a esta modalidad, Correa mencionó que tienen varios bloques -China, Japón y Corea- y su desventaja es que cada uno tiene una cultura diferente. “Ellos tienen una idea de largo plazo y el gobierno peruano quiere resultados en tiempos más cortos”.

“No hablo de Estados Unidos porque lamentablemente no manejan el esquema de Gobierno a Gobierno”, agregó.

Por esta razón, Reino Unido se mantiene firme con la adjudicación de obras en el país. Ahora, ellos ven la parte técnica de infraestructura y buscan compañías constructoras fuera del país para la ejecución debido a que el sector peruano está muy golpeado, en su gran mayoría cuestionadas por el caso Lava Jato y el Club de la Construcción.