Tras ocho horas de negociaciones sobre las medidas de austeridad propuestas por los acreedores del país, la reunión del primer ministro griego, , con los líderes de los partidos políticos helenos concluyó sin que se haya alcanzado un consenso.

Las tres agrupaciones participantes en la reunión están de acuerdo sobre "todos los puntos menos en uno", según un comunicado del gobierno, que espera cerrar el acuerdo este jueves en la noche.

Según la radio Vima, el problema radica en la nueva reducción de cerca de un 15% de las pensiones.

"No puedo en una hora tomar una decisión que condicionará el futuro del pueblo durante 40 y 50 años", dijo Yorgos Karatzaferis, líder del , al abandonar la oficina del primer ministro.

"Antes de tomar cualquier decisión quiero tener garantías del , del Consejo de Cuentas y del consejo Legal del Estado, de que estas medidas serán suficientes para salir de la crisis, que son conformes con la Constitución y que no habrá necesidad de nuevas medidas", añadió.