Todos los aportes que el Gobierno y el sector privado discutieron y evaluaron desde el año pasado para asegurar el crecimiento y desarrollo de la economía a largo plazo vieron la luz ayer tras la presentación del .

El documento fue anunciado por el presidente durante su mensaje a la nación, luego de haber sido publicado esa mañana en El Peruano, y destacó por contar con más de 80 medidas para el cumplimiento de los nueve objetivos prioritarios establecidos en la política de competitividad.

Después de seis meses de un trabajo intenso, hemos aprobado el Plan de Competitividad y Productividad 2019-2030, que incluye 84 medidas en las nueve áreas”, destacó el mandatario en su mensaje por 28 de julio.

Los nueve objetivos prioritarios se centran en infraestructura; fortalecimiento de capital humano; sostenibilidad ambiental; desarrollo de capacidades para la innovación, adopción y transferencias de mejoras tecnológicas; e institucionalidad. También comprenden comercio exterior; mecanismos de financiamiento local y externo; el desarrollo de un ambiente de negocios productivo; y en la generación de un mercado laboral dinámico y competitivo.

Fomento del empleo
Uno de los campos en los que existía alta expectativa fue el laboral. En este destacaron medidas dirigidas a modificar la regulación de los beneficios laborales prorrateados mensualmente (y acordados con el empleador), normar el teletrabajo y las labores a medio tiempo, y definir “la situación económica habilitante para la terminación colectiva de contratos de trabajo”.

También se propuso, entre otras medidas, acciones para mejorar el marco legal de las modalidades formativas y la modernización del régimen mype para fomentar la formalización con amnistías.

Al respecto, Germán Lora, abogado del Estudio Payet, considera que hubo aciertos y desaciertos, pues aclara que no hubo grandes anuncios sobre el fomento del empleo juvenil.

Algunas medidas para favorecer el ambiente de negocios apuntan a simplificar los regímenes especiales de las micro y pequeñas empresas. También proponen crear una red de parques industriales.

El Gobierno busca que el PBI crezca más de 5% al año a largo plazo mediante la mejora de la productividad y la competitividad.

“Revisar el cese colectivo me parece interesante. Después está el teletrabajo, las modalidades formativas para los jóvenes. Pero creo que hay mucho más. Se han olvidado del empleo juvenil y de abordar la estabilidad laboral, las modalidades contractuales (…). Hay soluciones muy puntuales, ¿pero medidas de alcance general? No las veo ahí”, explicó el especialista.

Esta situación, precisó, podría generar que varias mejoras y modificaciones en la ley laboral para fomentar el empleo formal terminen siendo derivadas por el Ministerio de Trabajo al Consejo Nacional del Trabajo (CNT), como ya ha sucedido anteriormente. Ello iría de la mano con el riesgo de que el debate en el CNT se prolongue y, con este, la aprobación de diversas medidas que el país requiere para tener un mercado laboral atractivo.