(USI)
(USI)

Alicce Cabanillas en Twitter

En agosto del año pasado, la agencia calificadora elevó la calificación de riesgo de la deuda de largo plazo del Gobierno peruano de Baa3 a Baa2, argumentando que se habían reducido las vulnerabilidades del país a eventos políticos y que la economía crecía robustamente (en julio de 2012, el PBI se expandió 7.07%).

Ayer, esta misma entidad anunció que Perú se encuentra dentro de la tercera parte de países del mundo (el 33%) con perspectiva positiva para mejorar su nota el próximo año, antes de marzo de 2014, cuando se anuncien cambios para varias economías.

Si ello ocurre, nuestro país pasaría de una calificación de Baa2 a Baa1. Actualmente, en la región, las mejoras notas las ostentan Chile, en el primer lugar, con Aa3; y México, en el segundo lugar, justamente con un Baa1, la cual nuestro país podría tener recién en 2014.

"¿Podría Perú alcanzar la categoría A?", preguntó ayer Aaron Freedman, presidente de Riesgo Soberano de Moody's, durante una conferencia organizada por Equilibrium Clasificadora de Riesgo.

DEBILIDAD INSTITUCIONAL"Es posible pero muy poco probable hasta que el Gobierno no implemente cambios importantes para superar la debilidad institucional importante e inicie reformas económicas y financieras para asegurar la competitividad", sostuvo.

La calificadora considera, además, que el Estado peruano debe demostrar una mejor capacidad para resolver conflictos sociales y reducir su fuerte dependencia de las materias primas, en un contexto en el que se discute la sostenibilidad de estas últimas.

EL RIESGO DE LA DESIGUALDADOtro problema que ve la calificadora es la dolarización de la economía (actualmente el 42.7% de los créditos se da en moneda extranjera, según el BCR). Si bien ha bajado bastante, todavía es alta, refirió Freedman.

Finalmente, pese al crecimiento económico, Moody's indicó que el ingreso per cápita de Perú aún es bajo (US$6,626, según el Ministerio de Economía) y hay desigualdad, la cual todavía es alta y se muestra riesgosa.