Peruanos buscan aparatos que ahorren energía y permitan una mayor interacción. (L. Gonzales)
Peruanos buscan aparatos que ahorren energía y permitan una mayor interacción. (L. Gonzales)

Por Alicce Cabanillasacabanillas@peru21.com

El televisor de pantalla plana ya es la estrella de los hogares peruanos. Su privilegiado lugar en el centro de la sala solo podría ser reemplazado por otro más moderno.

Los formatos cuadrados de estos aparatos –también conocidos como RCT y a los que se les debe el apelativo de 'caja boba'– han quedado relegados a la cocina o al dormitorio del hijo menor. Es más, la las marcas que comercializan electrodomésticos en el país ya no los importan.

Fabio Váscones, gerente de Producto de Electrónica de Consumo de , estima que al cierre de 2011 se habrá vendido un millón de TV en el país, 30% más que en 2010.

Si bien este año no hubo que impulsara agresivamente las ventas, como ocurrió el año pasado con el campeonato de Sudáfrica, el cambio tecnológico ha consolidado la preferencia de las familias peruanas por el atractivo formato LED.

"Hay una tendencia de los usuarios por comprar aparatos de mayor valor agregado y a mejores precios", comenta el ejecutivo. Su atractivo diseño, su bajo consumo de energía y su mayor brillo han hecho que los televisores planos concentren, actualmente, el 75% del total de las ventas, anota. En 2010 abarcaban el 50%.

PROYECCIONESVáscones prevé que las ventas crecerán hasta 40% el próximo año. Es decir, se podría llegar a colocar cerca de un millón 400 mil televisores. ¿La razón? Tras el lanzamiento del SmartTV (con conexión a Internet) y del formato 3D, las familias demandan cada vez más aparatos que brinden mayores posibilidades de interacción con lo que ven y que sean fáciles de usar.

"En otras palabras, quieren interactuar con el mundo desde el sillón donde estén sentados. Quieren que el aparato tenga todas las funciones que posee una computadora, pero sin dejar de ser un televisor", explica el representante de Samsung.

MAYOR CONSUMOHasta 2009 se pagaba, en promedio, S/.1,000 por un TV. El tamaño más demandado por aquel entonces era el de 21 pulgadas, recuerda Váscones. Hoy, los hogares desembolsan, en promedio, S/.1,500 por uno de 32 pulgadas.

Si se trata de un SmartTV, están dispuestos a pagar, como mínimo, S/.1,899. Samsung estima que, desde su lanzamiento al mercado, el año pasado, se han vendido 70 mil unidades de esta versión.

EFECTO DÓLARLa mayor capacidad adquisitiva de las familias y el mayor acceso al crédito de consumo han acelerado la renovación de los electrodomésticos en los hogares. De acuerdo con Scotiabank, el 55% de las compras de los artefactos para la casa se hace al contado y el 45% con préstamo bancario.

Para esta financiera, el crecimiento de las ventas de electrodomésticos es consecuencia del dinamismo del sector inmobiliario. Además, los peruanos compran más porque los precios son menores por la innovación tecnológica y la caída del tipo de cambio.

Otro factor es el aumento de la superficie dedicada a la venta en las tiendas especializadas, expansión que se observa desde el año 2010. Anota que, en el caso de los televisores, el retorno de la firma japonesa Sharp acentuará la competencia.

TENGA EN CUENTA

DÓNDE COMPRAN: El 33% de las ventas de electrodomésticos se da en tiendas especializadas de alcance nacional, el 28% en tiendas por departamento y un 18% en supermercados.

EL MÁS CARO: Actualmente, el televisor más costoso que se comercializa en Perú tiene 60 pulgadas, es LED, cuenta con conexión a Internet y tiene el formato 3D. Cuesta S/.13,999. Solo se han vendido 250 hasta ahora.