Optimismo. Espinosa sostiene que ello es el centro de la lucha contra la corrupción y señala a la competitividad como el camino a seguir. (MANUEL MELGAR)
Optimismo. Espinosa sostiene que ello es el centro de la lucha contra la corrupción y señala a la competitividad como el camino a seguir. (MANUEL MELGAR)

POR: SANTIAGO SÁNCHEZ-CHECA E ISAAC VÁSQUEZ TELLO

confía en que en la integridad se podrá cimentar el futuro del sector privado y el desarrollo del país. En sus oficinas, el presidente ejecutivo de Ferreycorp conversó con Perú21 sobre los retos de este los desafíos en competitividad y una iniciativa con la que busca convencer a los empresarios de predicar con la ética y hacer lo correcto.

¿Cuál es la expectativa y qué clima se respira en este CADE 2018?
El CADE siempre es un excelente evento de reflexión que tiene más de 50 años y constituye una de las pocas oportunidades donde nos reunimos empresarios, gente de la academia, universitarios, políticos, gobernantes y periodistas a discutir temas del país (...). Vivimos una crisis ética y moral muy seria que está generando una reacción en la ciudadanía por todo lo que el Perú atraviesa. Por otro lado, no estamos creciendo a las tasas que necesitamos para erradicar la pobreza. Entonces ,son dos coyunturas que nos permiten ubicar en este CADE los temas de corrupción e integridad, y de crecimiento y competitividad.

¿Cómo se abordarán estos problemas?
Tenemos el miércoles dedicado al tema de integridad y el viernes a competitividad. El jueves obviamente hay otro tipo de intervención del tema de desarrollo social, pero estos dos son los que cobran una importancia muy grande. Entonces sí, en este contexto, en la sesión de mañana (hoy) por la tarde va a haber un tema de integridad y vamos a hablar de un programa: Empresarios por la integridad. He estado trabajando varios meses con esta iniciativa y voy a explicar a los empresarios asistentes en qué consiste y qué queremos hacer.

En el CADE 2017, usted propuso este programa para combatir la corrupción en el sector empresarial. ¿Cuáles han sido los avances?
Los gremios hacen su trabajo y muy bien hecho, Confiep está cumpliendo con las normas y está tratando de que se escuche una voz sana de los empresarios. Pero no es suficiente. Yo propuse el año pasado, al concluir, que hiciéramos más individualmente. Entonces, IPAE tomó el reto y nos ha ayudado. Hemos trabajado un año en crear una institución que se llama Empresarios por la Integridad. Tenemos 50 empresarios que han firmado. No hemos hecho una suscripción pública, no hemos salido en periódicos, pero sí hemos trabajado internamente para tener esta institución y ya está creada. Y podrán ver en el CADE cómo la vamos a difundir.

¿Por qué motivos el sector empresarial debería unirse a esta institución?
Primero, porque hay que hacer lo correcto. Mucha gente lo hace, pero no trasciende, más ha trascendido esta cultura de la informalidad y la criollada que está muy metida en nuestra manera de ser (...). Entonces lo que creemos que hay que hacer primero es convencer a los empresarios de que hay que hacer lo correcto porque es lo correcto. Tenemos necesidad de vivir con corrección. La segunda razón es proteger a las empresas de delitos que pueden mañana ocasionarles daños económicos. Las nuevas leyes son muy duras y por primera vez en el Perú se penaliza a las empresas, por eso tenemos que tomar medidas anticorrupción previas. Por último, una tercera razón es la reputación. Los empresarios tenemos que entender que una empresa reputada tiene mayor posibilidad de sobrevivir y ganar dinero, y sus accionistas tienen mayores oportunidades de prosperar con una buena reputación.

¿La norma del compliance podría lograr que los empresarios interioricen la importancia de la integridad y de hacer lo correcto?
Creo que sí, creo que hay una preocupación muy grande por la ley. No es broma, porque (la ley) dice: ‘Señor, si a usted y a su empresa los agarramos en un caso de corrupción, la empresa sufre penalidades’. Y son serias. Por eso le digo que no es suficiente, las empresas están creando sus oficiales de cumplimiento y otras medidas.

¿Estos últimos casos de corrupción han afectado las inversiones?
Sí, vamos a mostrar unas cifras que demuestran el ruido que se produce. Es evidente que al inversionista que invierte su capital en la bolsa de valores no le gustan los ruidos (...). El inversionista prefiere países donde haya tranquilidad. Eso no significa que tengamos que vivir con el soborno y taparlo para que no haga bulla. Lo hemos destapado y me parece bien que se destape, yo creo que lo importante es ser auténticamente correcto. Y si hemos sido incorrectos o el país ha cometido muchos errores, está bien que se destape, pero esto debe terminar.

¿Cómo toma el sector privado el planteamiento de las reformas judicial e institucional?
No soy representante del sector privado. Confiep es una institución que es la voz oficial de los empresarios. Yo no quiero hablar a nombre de los empresarios. ¿Cuál es mi opinión personal? Creo que las reformas son necesarias. Hay que hacerlas porque precisamente los niveles de corrupción que hemos detectado en los últimos meses son dramáticos.

¿Sienten que falta apoyo del Gobierno para crear empleo y generar inversión?
Los empresarios, usualmente, lo que queremos es, más que ayuda del Estado, reglas claras y reformas necesarias para que la actividad económica se desempeñe (...). Creemos que podemos solos. Lo que sí interesa es que haya reglas claras, predictibilidad en el país y un sistema de justicia en el cual se pueda creer.

Estabilidad jurídica…
Estabilidad jurídica quiere decir que los contratos que firme me los van a respetar. Eso de todas maneras. Pero además (esperamos) un sistema judicial en el que se pueda confiar. Si mañana hago algo malo, que me sancionen, pero que lo hagan correctamente. Y si no he hecho nada malo, que no me sancionen. No puedo ir a prisión preventiva o no preventiva si no he hecho nada incorrecto. Tenemos que ser muy cuidadosos (...). La confianza en el Poder Judicial tiene que ser sólida. Yo creo que estamos trabajando en esa dirección y que el país va a superarlo.

El ministro de Economía prevé crecer 4%, pero hay proyectos suspendidos y casi US$1,900 millones postergados en inversión.
Si no hay inversión pública y privada, y más lo segundo que lo primero, será difícil seguir creciendo a las tasas con las que lo hemos hecho. Lo que tenemos que hacer es reducir la pobreza. Este país tiene un problema muy serio con la pobreza y la desnutrición infantil. Eso no se cura con dádivas ni con programas sociales del Gobierno que quiere hacer paliativos. Solo se cura si hay empleo y la gente lleva dinero a su casa para darle de comer a sus hijos. Esa es la preocupación moderna del empresario.

La agencia Moody’s ha dicho que vamos por buen camino con las reformas. ¿Es una señal positiva?
Creo que sí. Creo que se está yendo por bueno camino. Creo que la actitud del Gobierno es prorreforma, proética, anticorrupción. Creo que eso tiene que expresarse en acciones concretas que espero que vengan y de hecho hay una buena actitud. Es un buen momento para el país para hacer un llamado a la integridad. Y viendo que la integridad es tan importante como acabamos de ver para todos los factores del crecimiento, creo que se están dando las condiciones.

¿Cómo cree usted que se avanza en el desarrollo del Plan de Competitividad?
La competitividad significa poner al país y a las empresas en una situación de poder competir en el mundo. La competitividad es fundamental, no solo para eso, sino para una mejor tasa de crecimiento, la educación, el trabajo, las políticas laborales. Pero lamentablemente tenemos que aceptar que nos hemos resbalado en los indicadores. Creo que hay que recuperar eso. Creo que el programa que está saliendo del Consejo Privado de la Competitividad, que va a hacer su presentación el viernes, es muy completo y va a poder indicar qué va a hacer el sector privado.

¿Cuál será el principal desafío del Perú en 2019?
El desafío número uno será contribuir al crecimiento, cada uno, desde su sitio. Y esto es algo amplio que comprende trabajar mejor, ser correcto, trabajar más, gastar más desde el Estado. Es decir, cada uno tener la preocupación por el crecimiento de la economía (...). Necesitamos que el peruano tenga claro su rol de contribución al país desde su sitio. Si tengo que trabajar, voy, trabajo y produzco, con el convencimiento de que mi granito de arena es importante. Ese es el mensaje para 2019, que es ahorita.

TENGA EN CUENTA

* El 35% de los millennials en la actualidad escoge sus productos de empresas que cuentan con un propósito, afirma el CEO de Ferreycorp.
“Esto es un gran paso adelante”, comenta.

* “Las empresas con propósito que cuidan el medio ambiente, la sostenibilidad, la ética, que son correctas, que pagan bien sus salarios y sus impuestos son empresas que el mercado va a premiar (...). Ese proceso de reputación es otro argumento para convencer a los empresarios de hacer lo correcto”, explica.

* La educación tendrá un papel importante en el desarrollo de conductas éticas y en la prédica de la integridad por parte del sector empresarial y la sociedad.

* Según la Corporación Andina de Fomento, Perú podría crecer cerca de 7% si logra eliminar todas las distorsiones en cuanto a productividad, las cuales lo alejan de tener mercados eficientes.

* En setiembre, el empleo formal privado se incrementó en 4.7%, en contraste con el mismo mes de 2017.

TENGA EN CUENTA

* La competitividad será uno de los temas centrales en la agenda de este CADE 2018. Además, irá acompañada por los retos que el país tiene para potenciar su crecimiento económico.

* Este año se tiene previsto que la economía peruana crezca 4% en comparación con el periodo 2017.

* Pese a que la tasa de crecimiento no es baja, Espinosa aclara que para reducir la pobreza en el país, la expansión del PBI debería darse a mayor velocidad. Para ello, agrega, es necesario generar un mejor ambiente para la inversión privada.