Impulsar una reforma laboral que flexibilice las contrataciones sin afectar los derechos de los trabajadores sería viable con un adecuado diálogo entre trabajadores y empresas, según el economista jefe de la ) para América Latina, Hugo Ñopo.

Hay un margen bastante delicado que es el de flexibilizar sin precarizar. Es ahí donde debe estar el análisis y sobre todo la discusión (...). Es ahí donde se deben juntar múltiples voces: las de los empresarios y las de los trabajadores”, sostuvo, tras presentar el informe Panorama Laboral 2018. No obstante, aclaró que la discusión debe darse en el marco de la baja productividad .

“En la medida que nuestras economías , los beneficios van a darse para todos”, dijo, y resaltó que este campo supera al plano laboral, pues lo intervienen varias políticas de desarrollo productivo.

​Por otra parte, Carlos Rodríguez, director regional de la OIT, dijo a Perú21 que un Plan de Competitividad puede ser una respuesta para mejorar la situación del empleo, pero no la única. Otro factor, aclaró, es la productividad.

Además, comentó que si el Gobierno solicita asistencia técnica a la OIT, esta la daría, afirma Rodríguez.