El presidente le puso la mira a las petroleras. (Reuters)
El presidente le puso la mira a las petroleras. (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, , instó al Congreso a aprobar un proyecto de ley para eliminar los beneficios fiscales por US$24,000 millones que reciben las compañías petroleras, las cuales –dijo– "pueden mantenerse por sí mismas".

Además de tener "beneficios récord", dichas empresas perciben "miles de millones al año en subsidios de los contribuyentes, una subvención que han disfrutado año tras año en el último siglo", recalcó Obama. "Piensen en eso. Es como golpear dos veces al pueblo estadounidense", apuntó el mandatario en referencia al encarecimiento de la gasolina en el país.

El presidente explicó que en 2011 las tres mayores empresas petroleras del país se llevaron más de US$80.000 millones en ganancias y que cada vez que el combustible sube un centavo, esas compañías se embolsan US$200 millones en sus beneficios trimestrales.

Actualmente el precio medio del galón (3,78 litros) de gasolina en EEUU ronda los US$4, encarecimiento que afecta sobre todo a la clase media y, en , los republicanos le reprochan a Obama que no consiga frenarlo.

Por ello, el jefe de Estado se ha enfocado en las últimas semanas en defender en actos de campaña y en varias giras por el país su política energética, centrada en el desarrollo de las energías limpias y el aumento de la producción nacional de petróleo para reducir la dependencia del exterior.

"Con récord de beneficios y aumento en la producción, no estoy preocupado por las grandes compañías petroleras. Con los altos precios del petróleo tienen incentivos más que suficientes para producir más", remarcó.

En lugar de seguir dando "regalos" a una industria "que nunca ha sido más rentable", hay que invertir en energías limpias, "que nunca han sido tan prometedoras", destacó el gobernante.

"No quiero que los estadounidenses paguen más en el surtidor (de gasolina) cada vez que hay disturbios en Oriente Medio. No quiero que nuestros niños sean rehenes de los acontecimientos en el otro lado del mundo", afirmó.

El proyecto de ley, promovido por el demócrata Robert Menéndez, que se someterá hoy a una votación de procedimiento en el Senado propone eliminar US$24.000 millones en deducciones fiscales a las petroleras.