Nobel de Economía asegura que se debería enseñar a niños los riesgos de invertir. (AFP)
Nobel de Economía asegura que se debería enseñar a niños los riesgos de invertir. (AFP)

El estadounidense Lars Peter Hansen, premio Nobel de Economía por sus análisis empíricos sobre los precios de los activos financieros, está convencido de que ya en el colegio los niños deberían aprender que cuando se realiza una inversión "no hay un resultado seguro".

Hansen, que es conocido en el ámbito científico por sus aportes a la macroeconomía y, en concreto, a las relaciones entre la economía real y financiera, consiguió el Nobel junto a sus compatriotas Eugene Fama y Robert Shiller.

La actual se ha llevado por delante los ahorros o las casas de familias de varios países. "Hay que hacer más para ayudar a educar a la gente sobre la incertidumbre", dijo a Efe.

Cuando se hacen ciertas inversiones, explicó el especialista, "no hay resultados seguros, así que habría que tener una dosis extra de precaución, porque las cosas pueden ir bien o pueden ir mal, y hay que estar preparado para esa posibilidad".

Hansen sabe mucho de "incertidumbre" pues su trabajo tiene que ver, entre otras áreas, sobre tratar con ella y con el riesgo desde el punto de vista económico. Y, además, está convencido de que "se puede hacer mucho más para intentar educar a la gente en una toma más inteligente de decisiones".

"Sería estupendo, al menos en Estados Unidos", poder contar con más educación sobre economía básica en los institutos, y advirtió de que en su país los jóvenes asumen "gran cantidad" de deudas comprando con tarjetas de crédito.

Una mayor educación en estos temas les llevaría, seguramente, a "tomar decisiones más juiciosas", consideró el profesor emérito de Economía en la Universidad de Chicago.

Incluso en el colegio "se puede aprender que cuando se hacen inversiones no hay un resultado seguro, que hay que tener en cuenta el factor de la incertidumbre".

Tanto Hansen, así como Fama y Shiller, han desarrollado nuevos métodos para el estudio de los precios de los activos financieros, que se han convertido en herramientas en la investigación científica y en guía para la práctica inversora.

Hansen, Shiller y Fama recibirán el martes el Nobel de Economía, aunque su nombre es Premio de Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel y fue instituido en 1969 por el Banco de Suecia, mientras la Real Academia de las Ciencias sueca lo otorga y tiene el mismo premio que el resto, ocho millones de coronas suecas (unos 920.000 euros)