Propuesta de Sunat para que se pueda gravar los servicios de las plataformas digitales aún siguen en la espera. (Foto: Composición)
Propuesta de Sunat para que se pueda gravar los servicios de las plataformas digitales aún siguen en la espera. (Foto: Composición)

Una alternativa para incrementar la recaudación de impuestos en el país es colocar controles tributarios a las plataformas digitales, en el que muchas de ellas tuvieron un crecimiento en usuarios con mayor rapidez durante la pandemia. Así lo señaló Walker Villanueva, socio del Estudio Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uria.

La Superintendencia Nacional de Administración Tributaria () en 2019 presentó una iniciativa al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para que se pueda gravar estos tipos de servicios con la recaudación de Impuesto General a la Venta (IGV). En ese momento, la entonces jefa del ente recaudador, Claudia Suárez, sostuvo que con esa medida se podría generar entre S/ 150 millones y S/ 200 millones al año.

Al consultar con representantes del MEF sobre esta iniciativa, señalaron a este medio que aún el tema sigue en evaluación.

¿CÓMO SERÍA EL PROCEDIMIENTO?

Según Villanueva, el proyecto que plantea recaudar el IGV sería en transacciones de comercio electrónico del tipo B2C (business to consumer) y la problemática se presenta en los casos en que el proveedor del servicio no resida en el Perú y el usuario sea una persona natural sin RUC, dado que la actual normativa del impuesto no grava este tipo de operaciones.

“Si contratas un Glovo y es una plataforma digital que te cobra un monto desde el extranjero, entonces, no tributas porque está pagando una persona natural. En cambio, si contratas con Chazki, que es una plataforma peruana, te cobran impuesto. Acá hay una ventaja competitiva con los extranjeros y, por equidad, se debe eliminar”, refirió.

En este sentido, el tributarista mencionó que, si se da una legislación con el servicio B2C, el pago del IGV lo realizará la persona natural que está suscrita a Netflix, Spotify, Apple Music, etc. Esto se realizaría con recargos a las tarjetas de crédito de los usuarios.

“Si pagas US$ 10 por Netflix, adicionalmente el banco te cobrará US$ 1.8 por el IGV y se depositará a la Sunat”, precisó.

Un segundo actor para cobrar serían los mismos proveedores de las plataformas digitales. “Por ejemplo Chile tiene un régimen simplificado para registrar a los proveedores, les dan un RUC que los identifique”, explicó.

Esta medida no es ajena a otros países de la región como Colombia, Argentina y México, donde los servicios prestados por las plataformas digitales se gravan con el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido, equivalente al IGV) con tasas de 19%, 21% y 16%, respectivamente.

Para el abogado tributarista Jorge Picón, el gran tema es cómo se realizará esa recaudación. “Obviamente será la persona natural que pagará ese IGV, pero tendrías que tener un mecanismo porque recaudar por las tarjetas de créditos tienen un costo, entonces, Sunat ha tenido que revisar si no le va a salir más caro de esa manera”, dijo.

Mencionó que otros países lo implementan porque tienen un sistema bancario más sólido que el nuestro. “El control con ellos no están difícil, en el nuestro será muy complicado”.

Picón sostuvo que esta medida ayudaría a generar mayor recaudación, pero será poca significativa que podría llegar a los S/ 20 millones anual, y no los S/ 200 como señaló Sunat.

IMPUESTO A LA RENTA

De acuerdo con Walker Villanueva, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) quiere unificar los impuestos a la economía digital.

“Su propuesta consiste en calcular una unidad global de las utilidades de las empresas multinacionales para que puedan tributar de manera proporcional a las jurisdicciones donde los clientes están ubicados. Evidentemente, si el mayor valor está en Estados Unidos, su recaudación será mayor”, señaló.

Sostuvo que como Perú quiere ingresar a la OCDE, lo más probable que se espere hasta junio de este año para implementar esa medida que considera al Impuesto a la Renta.

Sin embargo, varios países no quisieron esperar y, además del IVA, colocaron impuestos a los servicios digitales.

“Así que están cobrando un 3% a 7% de la facturación. Perú debería seguir el mismo lineamiento y recibir un 5%. Ya cuando la OCDE ponga en funcionamiento su propuesta global derogas el impuesto que esté vigente”, acotó.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Detener contagios de COVID-19 depende de nosotros