(USI)
(USI)

Moody's elevó la calificación crediticia de la ciudad de Lima de Ba1 a Baa3, con una perspectiva positiva, la cual "refleja el progreso que ha experimentado al mejorar su propio perfil crediticio y el sostenido registro de tendencias positivas en el entorno operativo del Perú".

Esta nueva nota crediticia significa el respaldo a la reciente escalada de la calificación crediticia del Perú a .

"Estos factores han contribuido a una mejora del entorno operativo en el cual la Ciudad de Lima, ciudad capital del Perú y punto neurálgico de las actividades económicas de alto valor agregado, opera", señaló el analista de Moody's PatricioEsnaola.

"La suba a la categoría de grado de inversión refleja una sostenida tendencia de resultados operativos positivos, una carga de la deuda manejable, y una sólida posición de liquidez", agregó.

Según la agencia, el desempeño financiero de Lima está caracterizado por sólidos resultados operativos que, durante el período 2005-2011, promediaron un 38% de los ingresos corrientes.

Además, en 2011, el resultado operativo representó un 43% de los ingresos corrientes, un alto nivel en comparación con sus pares calificados en la región. "Estos significativos márgenes operativos están respaldados por la continua capacidad de Lima para equilibrar el crecimiento de ingresos y gastos a una tasa sostenida", anotó Moody's.

La agencia agregó, mediante un comunicado, que la carga de la deuda de Lima se ha mantenido manejable durante los últimos siete años, representando el 26% delos ingresos en 2005 y el 29% en 2011, alcanzando un máximo de 51% en 2008.

"En adelante, esperamos que los indicadores deuda-a-ingreso alcancen casi el 70% de los ingresos dado que la municipalidad está planeando una emisión de bonos por PEN800 millones para financiar su plan de inversiones para 2013 y 2014", dijo Esnaola.

Resaltó que la solvencia crediticia de Lima está respaldada por su sólida posición de liquidez. A diciembre de 2011, los saldos de efectivo y las inversiones liquidas ascendieron a PEN 416 millones (31% de los ingresos), por encima de los PEN 320 millones (27% de los ingresos) registrados en 2010