En los últimos años, la venta de departamentos ha encontrado un importante nicho de interés entre los millennials, según VeMás.
En los últimos años, la venta de departamentos ha encontrado un importante nicho de interés entre los millennials, según VeMás.

Desde hace algún tiempo, según la consultora VeMás, los (nacidos entre los años 1981 y 1999) se han convertido en los nuevos clientes del y con la pandemia su posición, como potenciales compradores de primera vivienda, continuará cobrando mayor protagonismo.

Fernando Velarde, cofundador y gerente general de la consultora, asegura que aunque este público viene siendo cliente del sector desde hace algunos años, “la transformación digital impulsada y acelerada por la pandemia” ha favorecido las compras a través del canal digital, por lo que el reto de las inmobiliarias debe apuntar a la experiencia de compra.

“La llegada de la pandemia ha acelerado la creación de estrategias de comunicación por medios digitales, llegando en muchos casos a invertirse los presupuestos cuando antes era un 70/30 en favor del presencial. Por ello, el reto no es la información sino la correcta comunicación del producto y sus valores agregados, todo englobado en una experiencia de compra donde el manejo del cliente y sus observaciones es clave”, afirma.

MIRA: Casi la mitad de millennials temen tercera guerra mundial durante sus vidas

Pero, debido a que “dentro de cada generación hay distintos matices y diferencias”, el ejecutivo considera que las inmobiliarias también deben entender que la determinación específica de los perfiles poblacionales para un proyecto se encuentra fuertemente ligada a la ubicación por lo que debe existir un balance entre ciudad, usuario y proyecto con miras a satisfacer a su público objetivo.

Y, considerando que tras la pandemia existe una nueva demanda, las inmobiliarias –a decir de Fernando Velarde– optarán por introducir cambios en sus proyectos, pero mucho dependerá del perfil del cliente.

“Los cambios se harán dependiendo de la capacidad adquisitiva. Si una persona gusta de la exclusividad y confort y puede comprar más metros cuadrados, los departamentos serán más amplios, pero en los sectores medios y bajos los cambios más importantes serán en las áreas comunes fuera del departamento y éste tenderá a reducirse. Por ello, conviene especializar proyectos y amenidades según el estilo de vida del público objetivo”, indica.

MIRA: Playas de Asia pierden interés entre los millennials

MAYOR ASESORÍA

Tomado en cuenta que los millennials tienen una forma diferente de afrontar el proceso de compra de una vivienda, desde VeMás sostienen que conocedores de su inexperiencia en dicho proceso, este grupo poblacional –a diferencia de cualquier otra generación y según refieren algunos estudios– dedican más tiempo a informarse a través de un agente inmobiliario.

“Estudios indican que el 87% de los compradores millennials usan recursos ‘online’ (para informarse) y el 75% selecciona un agente para que los asesore. La mayoría, por lo tanto, combina webs inmobiliarias y herramientas ‘online’, con la experiencia en el mercado inmobiliario local que le ofrece un profesional”, añade.

Según Fernando Velarde, lo importante para esta generación es que el profesional esté disponible cuando se le necesite y por eso llegan a contactar con al menos dos agentes inmobiliarios antes de decidir seguir adelante con la compra de la vivienda.

“Esta tendencia acelera la necesidad de profesionalizar y tecnificar aún más a los corredores inmobiliarios quienes se encuentran atomizados en distintas iniciativas privadas o gremiales. Por ello, la sinergia entre los desarrolladores y la fuerza de venta debe ser más fuerte, ordenada y profesional para ir de la mano con la maduración y profesionalización del negocio inmobiliario”, anota.

VIDEO RECOMENDADO

Promedio de muertes diarias por COVID-19 sigue en aumento
Promedio de muertes diarias por COVID-19 sigue en aumento