Las expectativas de contratación, a tres meses, siguen en negativo, pero se ha visto una mejora. (Perú21)
Las expectativas de contratación, a tres meses, siguen en negativo, pero se ha visto una mejora. (Perú21)

Un estudio de reveló que, en el segundo trimestre del año, el empleo urbano perdió dinamismo al caer 0.1% con respecto al mismo periodo del 2015, siendo el primer retroceso desde fines del 2009. Esto se presenta dentro de un contexto en el que la inversión privada sigue contrayéndose.

En el interior del país, el enfriamiento del empleo urbano se notó más, principalmente en las ciudades del norte, viéndose retrocesos en Cajamarca, Piura, Tumbes, Sullana, Talara, Iquitos y Paita. Mientras tanto, en Lima se mantuvo la tasa ligeramente positiva.

De esta manera, el estudio resalta el hecho de que, para el caso de Lima, las empresas de mayor tamaño son aquellas donde aumenta más la demanda por trabajadores, así como también se observa un fuerte incremento de los trabajadores que cuentan con educación universitaria.

Sin embargo, BBVA Research explica que, como el empleo formal está casi estancado en Lima, buena parte de los trabajadores con mayor nivel educativo estarían siendo absorbidos por el sector informal.mejor panorama

Si bien es cierto que las expectativas –a tres meses– que tienen las empresas para contratar todavía se encuentran en el terreno negativo, se ha observado una recuperación importante con respecto a meses anteriores.

Por ello, si esas expectativas se concretan, se podría estar anticipando un mayor dinamismo del mercado laboral urbano en el último tramo del año.

Datos

  • El salario promedio real de los trabajadores en empresas grandes ha caído en 3.5% en lo que va del año.
  • Los trabajadores con educación universitaria han visto disminuido su salario, en promedio, en 4.9%.
  • Lima concentra el 70% del empleo urbano del país.