¡Atención! El ahorro de energía puede abaratar los recibos de luz hasta en 20%

Los artefactos con certificación de alta eficiencia y los hábitos de uso adecuado de la energía permitirán reducir gastos. Conozca algunas prácticas que disparan el consumo de electricidad en los hogares y otras que pueden reducirlo.

Isaac Vásquez Tello

Refrigeradoras de gran tamaño, el aire acondicionado que no se necesita o tener luz artificial todo el día son algunos de los malos hábitos frecuentes en la población que ha identificado el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

El especialista de la Dirección de Eficiencia Energética del MEM, Walter Carrasco, explicó a Perú21 que eliminar tales hábitos y usar artefactos con alta eficiencia energética puede generar “hasta 20% de ahorro en el consumo de energía”.

“Las clasificaciones A, B y C son las más eficientes. D y E tienen un consumo intermedio y F y G, uno alto”, precisó, al referirse al etiquetado que llevan los artefactos desde abril de 2018

La mejora en el ahorro energético que se obtiene en cada nivel del etiquetado “puede ser de hasta 15%”, según Carrasco.

Por otra parte, entre los buenos hábitos resalta evitar el uso de refrigeradoras y generadores de aire acondicionado de tamaño desproporcionado, en especial si el uso será personal, pues también elevará el monto a pagar en los recibos de luz.

Que sea un artefacto acorde al sitio donde vas a estar. A veces las personas creen que por ser más grande va a servir más (…). No vas a comprar una refrigeradora tan grande que al final no la vas a usar toda”. Carrasco hace esta sugerencia para luego aclarar que en algunas ocasiones los usuarios aplican esta forma de pensar al comprar la mayoría de sus artefactos y ello eleva su consumo energético de manera innecesaria.

Otro factor que se debe tener en cuenta es verificar que las puertas de las refrigeradoras se cierren bien, pues es común que los usuarios no se percaten de sus desperfectos o que las usen de manera inadecuada, ingresando alimentos calientes dentro de ellas. 

" Los sellos de las refrigeradoras a veces no cierran bien y generan que el motor de trabaje y consuma más, así tu equipo sea eficiente", comentó. Esta, entre otras, es una de las malas prácticas que identificadas por el MEM en el contexto de la campaña Verano Eficiente, que fue lanzada para informar sobre la importancia de ahorrar energía.

También se sugiere usar las bombillas LED solo en la noche o en situaciones de penumbra. “No necesitas prenderlas todo el día”, agregó.

Lo mismo se aplica para el uso de las termas, algo que el experto recomienda evitar en verano. Y en caso de que sea necesario usar agua caliente, anima a los ciudadanos a prenderlas solo una hora antes de usarlas o programarlas para ello.

A quienes leen de noche, sugiere optar por bombillas de menor consumo: “Hablamos de lámparas LED de 7 a 13 watios (…). Para ahorrar todo depende de cómo uses tus equipos”.

Ir a portada