Entrevista a Melvin Escudero: "La situación debería revertirse" (Gestión)
Entrevista a Melvin Escudero: "La situación debería revertirse" (Gestión)

El economista, presidente de la CFA Society Perú y CEO de El Dorado Investments, Melvin Escudero, nos explica qué panorama está enfrentando la economía nacional, así como los factores que dan origen a esta realidad y las posibles complicaciones que afrontará el país.

¿Qué situación está atravesando la economía peruana?Uno de los temas más importantes de la economía es el ciclo económico y, a decir verdad, todavía no se ha dado una solución científica para eliminar las fases de depresión de este ciclo. Lo que estamos viviendo nosotros es el lado negativo, el de la desaceleración.

¿Qué fue lo que más influyó para entrar en esa fase?De alguna manera, el detonante del ciclo económico descendente viene a través de los commodities. Sucedió una pronunciada corrección de precios de nuestros productos de exportación, principalmente por los metales, que cayeron entre 40% y 70%, haciendo que, en países productores de materias primas, los términos de intercambio se desplomen y sus ritmos de crecimiento no se puedan mantener al tope, como lo observado entre el 2000 y 2012, más o menos. Esto ha sido un duro golpe para las economías emergentes, desde China hasta Perú, y ha generado una menor tasa de crecimiento.

¿Por qué lados se tendría que trabajar para que estos fenómenos no afecten seriamente al Perú?Lo queramos o no, estos fenómenos son algo natural de las economías. Entonces, lo que tenemos que hacer desde la perspectiva del sector privado y público es ver qué medidas contracíclicas eficientes deben irse implementando en estos procesos, porque es inevitable cambiar algo que sucede de manera natural en los mercados económicos y financieros. Acá el gran objetivo como país debería ser evitar que la caída nos lleve a un escenario recesivo. La idea sería mantener nuestro crecimiento.

¿Hay indicios de una pronta salida de la desaceleración?Si uno ve las proyecciones que se hacen hoy de manera global con respecto al Perú, vemos que la situación debería revertirse en algún momento entre el 2016 o 2017, con tasas de crecimiento más sólidas de las que hoy se observan. Ahora, si se ve el vecindario (México, Brasil, Colombia y Chile), nuestro país sigue siendo uno de los países con mejor perspectiva de crecimiento. Entonces, la pregunta es por qué, en las ultimas encuestas del Banco Central y empresas privadas, se muestra que el desánimo en el consumidor y empresarios se está generando de manera más pronunciada; y la respuesta es que el proceso mismo de corrección de la economía (del ciclo económico a la baja) empieza por las expectativas, luego la menor actividad económica y un menor ingreso. Por lo tanto, la demanda interna se debilita y todos estos elementos condicionan una tasa de crecimiento más pequeña.

¿Habría algo que haga tardar el proceso de recuperación?Como vienen los mercados internacionales, muy volátiles; una China que muestra indicadores de debilidad económica; y la subida del tipo de cambio en el ámbito internacional, me refiero a la pérdida de valor del sol peruano y otras monedas de países emergentes, estos podrían condicionar el contexto inflacionario en el corto plazo, que afecta la capacidad adquisitiva, y eso desaceleraría aún más la economía, por lo menos en el corto plazo. Estamos entrando a la segunda o tercera fase de desaceleración del ciclo económico, y no es un tema de dos o tres meses, ya lo venimos viviendo desde hace unos dos años. Entonces, para salir de acá, con suerte será un año más y, si las cosas van como se prevé, entre uno y tres años.

¿Todo este panorama cómo ha venido afectando las inversiones?El panorama por el que está atravesando el Perú afecta a las expectativas. Todo empresario en un contexto difícil, de volatilidad, de subidas de tasa de interés, caída de precios, etc., debe ser más conservador y serlo protege más el flujo de caja de la inversión, se vuelve más adverso al riesgo. Esto lo que hace es que la inversión privada se contraiga y, para los inversionistas extranjeros, significa el retiro de flujos hacia países más desarrollados. Entonces, esta conducta más conservadora ya se está observando. No es de este mes ni de la volatilidad de las últimas semanas. Esto viene de hace dos años. Solamente que es un proceso consistente y gradual, con picos y altibajos, como cualquier proceso cíclico en el tiempo.

¿El fenómeno de El Niño por qué canales restará puntos al Producto Bruto Interno?Todo el sector de inversiones, que incluye el sector financiero, será más conservador. Por lo tanto, el financiamiento disminuye. Hay sectores que están directamente vinculados con el fenómeno de El Niño, como el sector agrícola y el pesquero, justamente en dos de los tres sectores que normalmente dan rebotes importantes, pues la minería que, es el tercero, no se verá afectada por el fenómeno. Entonces, esos puntos adicionales de PBI con los que estos sectores nos podrían ayudar a crecer podrían no darse necesariamente. Por el lado de la demanda interna, también golpea, obviamente. Con el fenómeno se encarecerán los productos agrícolas y pesqueros. Entonces, sube un poco la inflación y el poder adquisitivo disminuye, con lo cual se afecta a otros sectores, digamos, de bienes raíces, vivienda y financiero.

¿El clima político afectará drásticamente las perspectivas económicas?Yo tengo la impresión de que el periodo electoral estará bien complicado, dado que el populismo atenta contra la economía. Por ello, se va a necesitar una combinación de políticas internas para que promuevan la inversión privada.

Por: Alberto Mendietaalberto.mendieta@peru21.com

TAGS RELACIONADOS