(Reuters)
(Reuters)

Más de un 90% de los griegos cree que las nuevas medidas de austeridad prometidas por el Gobierno a sus prestamistas internacionales a cambio de más ayuda financiera son injustas y afectan a los sectores más pobres de la sociedad, mostró un sondeo realizado por la agencia MRB para la edición dominical de Realnews.

Aún así, cerca de un 67% de los encuestados quieren que Grecia permanezca en la , mientras que más de un 83% espera más medidas de austeridad .

, que está cerca de la bancarrota, necesita la bendición de la y del (FMI) sobre medidas por unos 12,000 millones de euros (US$16,000 millones) para liberar su próximo tramo de ayuda, que sin él enfrentaría una cesación de pagos y una probable salida de la Zona Euro.

Hasta el momento, el Gobierno griego ha acordado 9,500 millones de euros en recortes de gastos, la mayor parte de ellos a partir de la reducción de salarios, pensiones y beneficios. Asimismo, Atenas planea elevar la edad de retiro a los 67 años desde los 65 y recortes en gastos militares y salud.

Sólo un 33% de los 1,003 encuestados dijeron que estas medidas pueden ayudar a arreglar los problemas fiscales de Grecia, mientras que la vasta mayoría afirmó ser pesimista sobre el futuro del país.

La encuesta fue realizada entre el 18 y el 20 de setiembre, mientras el Gobierno e inspectores de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI se esforzaban por delinear un nuevo paquete de austeridad.

Las partes no llegaron a un acuerdo en la última ronda de negociaciones antes de que la abandonara Atenas este fin de semana. Las negociaciones, estropeadas por tensiones y desacuerdos sobre reformas al sector público, se reanudarán en una semana, cuando los inspectores vuelvan a Atenas.